Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Acusado de dejar morir a su madre tras no asistir al juicio queda en prisión provisional: "Me dormí".

Acusado de dejar morir a su madre tras no asistir al juicio queda en prisión provisional:

La presidenta del tribunal dictó orden de búsqueda y detención inmediata al no comparecer en la vista, que al final se ha celebrado

SANTANDER, 6 Mar.

El acusado de dejar morir a su madre en Torrelavega ha ingresado en prisión provisional este miércoles y hasta que haya sentencia firme, por orden de la presidenta del tribunal del jurado que enjuicia esta semana los hechos en la Audiencia Provincial de Cantabria y después de que el procesado no se personara al comienzo de la segunda sesión de la vista, a las diez de la mañana.

"Me he dormido", se ha justificado desde el banquillo dos horas y media después, una vez ha sido localizado y conducido hasta el complejo judicial de Las Salesas en Santander por la Policía Nacional, tras la orden de búsqueda y detención inmediata decretada por la magistrada.

Así, se ha podido reanudar el plenario y se ha decretado su encarcelamiento en El Dueso, de forma comunicada y sin fianza, a petición del fiscal y con la oposición de la abogada defensora, que ha destacado la "buena disposición" de su representado durante la instrucción por el fallecimiento de su progenitora, en abril de 2021.

Pero el representante del ministerio público entiende en cambio que existe un riesgo de fuga "evidente", toda vez que no ha comparecido cuando estaba citado y ha tenido que ser arrestado, y teniendo en cuenta también el inminente fin del juicio, este jueves.

"El señor fiscal miente", ha espetado ante esta petición el acusado, que se enfrenta a 16 años de cárcel que piden para él ambas partes, y que ha argumentado que sí es "consciente" de este proceso y de lo que se le imputa.

En este punto, ha alegado que ha llamado a las 10.06 horas (es decir, seis minutos después del inicio fijado para esta sesión) a su antiguo letrado, que le representó hasta el pasado viernes, para comunicarle que se había dormido, y es en ese momento cuando, según ha dicho, se ha enterado por su anterior representante legal de que se había dictado una orden de búsqueda y captura contra él.

En cualquier caso, una vez llevado por los policías hasta la Audiencia de Cantabria, la presidenta del tribunal y de la Sección Primera ha firmado el auto de ingreso en prisión preventiva, para asegurar su asistencia a la última jornada del juicio y hasta que se dicte sentencia firme.

La vista arrancó el lunes con el interrogatorio al procesado -que admitió que se percató del deterioro de su madre y la dejó así hasta que falleció, a los 84 años- y la declaración de los testigos -policías que se personaron en el domicilio tras la muerte de la mujer-.

Los agentes corroboraron el estado de "abandono total" en que se encontraba la víctima, así como la suciedad y desorden que había en el dormitorio y en el conjunto de la vivienda también.

La vista ha continuado este miércoles, tras suspenderse durante unas dos horas y media y dictarse la citada orden de detención y el posterior auto de ingreso en prisión, con la comparecencia de los forenses que reconocieron el martes al procesado para determinar su estado de salud mental y si tenía alguna afección que mermara sus facultades. Y ha continuado con las conclusiones e informes finales de Fiscalía y Defensa.

El hombre está procesado por tener a su madre, que era dependiente, en situación de abandono y desatención hasta dejarla morir, extremo que reconoció a preguntas del fiscal, aunque alegó al respecto que él no tiene "conocimientos médicos".

También indicó a la acusación pública que su progenitora "se movía" o "se levantaba" de la cama para ir al baño, por ejemplo, por lo que no salir de la habitación o no querer ver a nadie "era su decisión". No obstante, admitió que al final su deterioro era tal y estaba tan débil que no se podía levantar de la cama.

El fiscal pedía para él por homicidio doloso por omisión una pena inicial de 20 años de cárcel, que ha rebajado a 16, los mismos que solicita su abogada, al entender ambas partes que no se puede aplicar en este caso la agravante de parentesco ni tampoco otras atenuantes.

El juicio concluirá el jueves con la deliberación y veredicto del jurado, cuando quedará visto para sentencia.