Arranca el juicio contra exdirectivos de B3 Cable por adquisición de fábrica de Maliaño la próxima semana.

Arranca el juicio contra exdirectivos de B3 Cable por adquisición de fábrica de Maliaño la próxima semana.

La Fiscalía solicita penas de hasta seis años de cárcel y una indemnización de 6,3 millones de euros para siete exdirectivos británicos de B3 Cable, acusados de apropiación indebida y delito contra la hacienda pública. El juicio comenzará el martes 30 de enero en la Audiencia Provincial de Cantabria.

Según la acusación, los acusados se habrían apropiado indebidamente de 6,3 millones de euros destinados a la compra de una fábrica en Maliaño y también habrían defraudado a Hacienda 508.000 euros.

La Fiscalía solicita penas de hasta seis años de cárcel y una indemnización de 6,3 millones de euros para los acusados de apropiación indebida y delito fiscal. También se reclama una indemnización de 508.590 euros a la Agencia Tributaria.

Los acusados formaban parte de la Junta de Accionistas de B3 Cable, empresa que adquirió la fábrica de Maliaño en 2008 por 18,8 millones de euros gracias a un acuerdo de financiación con un banco.

La Fiscalía afirma que dos meses después de la operación, se acordó el pago de 6,3 millones de euros a otra empresa, participada por cinco de los acusados, por la gestión realizada para la compra de la fábrica. Sin embargo, esta empresa no habría prestado ningún servicio y los acusados se habrían beneficiado del dinero recibido.

Además, se señala que en 2009, la Junta General de B3 Cable aprobó las cuentas anuales del ejercicio anterior, incluyendo la factura de los 6,3 millones de euros. Posteriormente, B3 Cable dedujo este importe en la liquidación del Impuesto de Sociedades, defraudando así a Hacienda.

La Fiscalía considera a los siete acusados autores de un delito de apropiación indebida y otro contra la hacienda pública. Se solicitan penas de hasta seis años de prisión y multas cuantiosas. También se pide la pérdida de subvenciones o ayudas públicas y del derecho a beneficios fiscales o de la Seguridad Social durante cinco años.

En concepto de responsabilidad civil, se solicita que indemnicen a la Administración Concursal de B3 Cable con 6,3 millones de euros y a la Agencia Tributaria con 508.000 euros.

Por otro lado, la Abogacía del Estado, que ejerce la acusación particular por el delito fiscal, pide una pena de tres años de prisión y una multa de 1.017.180 euros para cada uno de los acusados. También se reclama la pérdida de beneficios fiscales, subvenciones o ayudas públicas durante cuatro años, así como una indemnización de 508.000 euros a la Hacienda Pública.

El juicio comenzará el martes en la Audiencia Provincial de Cantabria.

Tags

Categoría

Cantabria