Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Asociación y Cantabria unen fuerzas para preservar la raza parda de montaña

Asociación y Cantabria unen fuerzas para preservar la raza parda de montaña

SANTANDER, 18 Nov.

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación de Cantabria, Pablo Palencia, se ha reunido con representantes de la Asociación de Raza Parda de Montaña de Cantabria (ARPAMCA) para reforzar vías de colaboración con el fin de conservar y mejorar la situación de la cabaña ganadera de esta raza en la región

Palencia ha expresado la predisposición de su departamento por incrementar los esfuerzos destinados a la preservación y desarrollo de las razas autóctonas. Según Palencia, es importante conservar los recursos genéticos en el mantenimiento de la biodiversidad y su contribución a un entorno sostenible desde el punto de vista medioambiental.

En el caso de la raza Parda de Montaña, Palencia ha valorado su papel clave a la hora de mantener la biodiversidad y el patrimonio genético. Esta raza cuenta con un censo de más de 5.000 animales en Cantabria, concentrados principalmente en la comarca lebaniega.

También ha elogiado el papel que desempeña la asociación a la hora de difundir y extender la cría de ganado de carne de la raza Parda de Montaña, mejorar el rendimiento de las explotaciones ganaderas y dar mayor presencia a este tipo de explotaciones.

La asociación ARPAMCA desarrolla diferentes iniciativas para contribuir al mantenimiento y conservación de esta raza autóctona. Entre ellas se destacan proyectos de I+D+i en colaboración con la Universidad de Lérida y la Universidad de Zaragoza, así como la selección genómica de las razas de vacuno autóctono de España en colaboración con el Ministerio de Agricultura.

Otras acciones incluyen estrategias tecnológicas para la mejora de la sostenibilidad del sector ganadero de vacas nodrizas, un programa de innovación para la producción eficiente y la digitalización en razas autóctonas de vacuno, y un proyecto para la optimización del secuestro de carbono en los suelos agrarios asociados a la producción de carne de vacuno.

El presidente de la Asociación de Raza Parda de Montaña de Cantabria, José Ignacio Gómez, ha agradecido la predisposición del consejero y el esfuerzo de su departamento por apoyar las actividades de ARPAMCA para mejorar la genética del sector ganadero y ganar en competitividad.

La raza Parda de Montaña, declarada en riesgo por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, es una raza autóctona de fomento reconocida por el Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España, explotada por su aptitud cárnica.

Los animales de esta raza se suelen encontrar en explotaciones de tamaño medio con sistemas de producción extensivos basados en el aprovechamiento de pastos en terrenos. Por tanto, esta raza tiene un papel socioeconómico en las zonas que ocupa, principalmente en la comarca de Liébana en Cantabria.