Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Aumenta en un 10,3% la siniestralidad en las carreteras de Cantabria en 2023, con 21 fallecimientos

Aumenta en un 10,3% la siniestralidad en las carreteras de Cantabria en 2023, con 21 fallecimientos

La siniestralidad vial en las carreteras cántabras aumentó un 10,3% en 2023 respecto al año anterior, con 3.181 accidentes de tráfico y 21 fallecidos --tres más--, la cifra más elevada de los últimos cuatro años, y la tendencia de los últimos años es "negativa".

Según la delegada del Gobierno en Cantabria, Eugenia Gómez de Diego, el jefe provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa, y el teniente coronel de Tráfico de la Guardia Civil Rubén Flores, quienes ofrecieron una rueda de prensa, los accidentes en Cantabria aumentaron en un 10,37% en 2023, alcanzando un total de 3.181, en comparación con los 2.882 registrados en 2022. Además, hubo 125 heridos graves y 1.327 heridos leves.

La delegada resaltó que el incremento de personas fallecidas en grupos vulnerables, como peatones, ciclomotores y motocicletas, fue significativo. De las 21 personas fallecidas en 2023, 15 pertenecían a este grupo, y de ellos, 7 eran usuarios de motocicletas. Esto representa un tercio del total.

La siniestralidad vial relacionada con las motocicletas ha aumentado en toda España, según el Ministerio de Transporte, que ya está trabajando en medidas para reducir estos números. En Cantabria, Tráfico también está implementando acciones de concienciación dirigidas a este colectivo.

En cuanto al tipo de vía, 7 fallecimientos ocurrieron en áreas urbanas, que experimentaron el mayor aumento en la siniestralidad. Además, hubo 14 muertes en vías interurbanas, con cifras similares al año anterior, de las cuales 4 ocurrieron en autopistas y 10 en carreteras convencionales.

En términos de edad, se registraron tres fallecimientos en personas mayores de 65 años, dos entre 55 y 64, cuatro entre 45 y 54, dos entre 35 y 44, dos entre 25 y 34, y uno entre 15 y 24.

En general, el jefe provincial de Tráfico advirtió que el aumento de circulación y el incremento de motocicletas en las carreteras aumentan el riesgo de accidentes. Por lo tanto, hizo un llamamiento a los conductores para que sean responsables y eviten las distracciones, como el uso del teléfono móvil o el consumo de alcohol. Además, destacó que todos los fallecidos este año llevaban puesto el cinturón de seguridad.

En cuanto a los controles realizados por la Guardia Civil, se llevaron a cabo 144.305 pruebas de alcoholemia durante 2023, de las cuales 2.004 resultaron positivas, menos que en 2022. Sin embargo, se incrementó el número de pruebas positivas de drogas, pasando de 446 a 1.355. En cuanto a la velocidad, se controlaron notablemente más vehículos en 2023, con 662.384 frente a los 466.158 del año anterior, y se impusieron sanciones a 15.076 conductores.