Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Cómo combatir el insomnio en verano en Cantabria

Cómo combatir el insomnio en verano en Cantabria
Cómo combatir el insomnio en verano en Cantabria

Introducción

El insomnio es un trastorno del sueño que afecta a gran parte de la población en algún momento de su vida. Durante los meses de verano, es común que se presenten dificultades para conciliar el sueño debido a las altas temperaturas y los cambios en los horarios habituales. En Cantabria, un lugar conocido por sus paisajes verdes y playas impresionantes, el insomnio en verano puede ser un problema aún mayor debido a las altas temperaturas y al aumento del turismo durante la temporada alta.

Causas del insomnio en verano

Las altas temperaturas pueden ser la principal causa del insomnio en verano en Cantabria. El calor provoca que el cuerpo sude en exceso, lo que puede provocar molestias y dificultades para dormir. Además, los cambios en los horarios habituales, las vacaciones, el aumento del turismo y los cambios en los hábitos alimenticios pueden afectar el sueño. El estrés y la ansiedad también pueden contribuir al insomnio en verano.

Consejos para combatir el insomnio en verano

1. Mantener el dormitorio fresco

La temperatura ideal para dormir es de alrededor de 18 grados centígrados. Para mantener el dormitorio fresco, se puede usar un ventilador o aire acondicionado. También se puede usar ropa de cama liviana y transpirable para mantener el cuerpo fresco.

2. Evitar las comidas pesadas y el alcohol

Las comidas pesadas y el alcohol pueden afectar la calidad del sueño. Es importante evitar estos alimentos antes de dormir y optar por una cena ligera y saludable.

3. Mantener una rutina de sueño

Es importante mantener una rutina de sueño para ayudar al cuerpo a adaptarse a los cambios en los horarios habituales durante el verano. Esto significa acostarse y levantarse a las mismas horas todos los días.

4. Practicar técnicas de relajación

Las técnicas de relajación, como la meditación o la respiración profunda, ayudan a reducir el estrés y la ansiedad, lo que puede mejorar la calidad del sueño.

5. Crear un ambiente relajante

Para crear un ambiente relajante, se puede usar música suave, apagar las luces y reducir el ruido externo, como el tráfico o la música de los bares cercanos.

6. Realizar ejercicio físico

El ejercicio físico durante el día puede ayudar a reducir la ansiedad y el estrés, lo que puede mejorar la calidad del sueño. Es importante no realizar ejercicio demasiado cerca de la hora de dormir, ya que puede afectar la calidad del sueño.

Conclusiones

El insomnio en verano puede ser un problema para muchas personas en Cantabria. Sin embargo, existen varios consejos que pueden ayudar a combatirlo, como mantener el dormitorio fresco, evitar las comidas pesadas y el alcohol, mantener una rutina de sueño y practicar técnicas de relajación. Además, realizar ejercicio físico y crear un ambiente relajante también pueden ser útiles. Al seguir estos consejos, es posible disfrutar de un sueño reparador durante los meses de verano en Cantabria.