• sábado 01 de octubre del 2022

Bolado no rompe el pacto con el PRC pero acepta "una exclusiva mayoría" en Camargo

img

La regidora afirma no tener miedo una petición de censura y también insta al colega a arreglar el "desaguisado" generado a causa de la paralización del contrato de basuras

MALIAÑO, 20 Jul.

La asesora general del PSOE de Camargo y regidora del ayuntamiento, Esther Bolado, no da por "roto" el pacto de gobierno con el PRC tras la paralización del contrato de obtenida de basura y limpieza viaria con el voto de tres de los 4 concejales regionalistas, los del PP y Ciudadanos, a los que pide "responsabilidades", al paso que acepta que hay "una exclusiva mayoría" en el Ayuntamiento.

"Yo no rompo el pacto, pero hay otra mayoría. Si desean ejecutarla, ahora saben lo que deben realizar", ha manifestado la regidora socialista, que no "teme" ni tampoco le "preocupa" que muestren una petición de censura, sino se marcha a centrar en continuar desempeñando las funcionalidades de su cargo, intentando de solucionar el inconveniente generado por 12 ediles para "atenuar" las secuelas y daños a los camargueses.

Además, el PSOE insta a su colega en el Consistorio a que, "frente a la irresponsabilidad efectuada y las secuelas que tiene para los vecinos de Camargo, con la novedosa mayoría que creó con PP y Cs actúe consecuentemente y resoluciones este desaguisado".

Así lo ha movido Bolado en una rueda de prensa ofrecida este martes en la sede local del partido, donde estuvo acompañada por el concejal de Servicios Municipales, Jesús María Amigo, y el secretario de Organización de la agrupación, Iñigo Gómez, a la que se ha sumado su análoga a nivel regional, Noelia Cobo, asimismo miembro del congreso de los diputados autonómica, si bien ha declinado llevar a cabo afirmaciones.

En la comparecencia frente a los medios, convocada ayer de noche tras un acercamiento de la dirección del partido en Camargo y una reunión --asimismo se ha reunido la mesa del pacto de gobierno local y hubo "contactos" de las ejecutivas regionales de PRC y PSOE--, Bolado ha justificado que no puede romper el pacto a diez meses del fin de la legislatura y celebración de selecciones municipales y autonómicas, por la paralización que eso acarrearía. Pero aseguró que lo hubiese hecho si se habría producido esta situación hace "un par de años", en el ecuador de su orden.

También ha adelantado que denunciará la paralización del contrato, en tanto que la adjudicación, como ha recordado, no es una "resolución política", sino está sosten a la ley y en un caso así no hubo alegaciones ni "nada" en contra.

Lo va a hacer "en el momento en que llegue su instante", una vez estén "cuantificadas" las secuelas, que podrían llegar aun a los veinte millones de euros, según indicó. En su opinión, es un "despropósito" que no tienen la posibilidad de abonar los camargueses, por eso ella vaya a accionar "en contra" de los 12 concejales que están tras esta situación.

La paralización fue acordada en un Pleno increíble festejado el pasado diez de junio, en el que se llevó a votación el dictamen aprobado por la Comisión de Hacienda que daba luz verde a la adjudicación a la compañía Urbaser SA, más allá de tener "todos y cada uno de los reportes especialistas convenientes" y al "inigualable" expediente gestionado por el regionalista que votó a favor: Hector Lavín, primer teniente de alcalde, concejal de Hacienda, Economía, Contratación, representante del PRC y candidato a la Alcaldía.

La regidora, que asimismo votó en pos del dictamen al lado del resto de ediles del PSOE, dijo no comprender las el accionar del colega, "dirigido" -ha apuntado- por Eugenio Gómez y que "sin ser ni representante del PRC ni candidato haya desautorizado a su representante y candidato a la Alcaldía en la paralización del contrato".

Cree Bolado que el encargado de Comercio y Desarrollo Local debe argumentar si "2 horas antes" de la sesión plenaria "alguien le ordenó votar en oposición a su compañero", al que "dejaron tirado" y "solo", y aclarar asimismo las causas de esa posición -debe haber una motivación, en lugar de utilizar "cosas peregrinas" como a su comprender hicieron en el Pleno, mencionando a la independencia de voto-.

La regidora, que ha destacado que no se ha producido ninguna situación sobrevenida ni de interés que justifique la posición contraria a la adjudicación, asimismo cree que Gómez debe hablar de que el Grupo Regionalista "está roto" y aclarar por qué razón "no lo puesto en conocimiento de la Alcaldía". En este sentido, ha aseverado que hay una "guerra interna" en el PRC de Camargo y ha lamentado que se está trasladando a los vecinos, si bien no la extrapola al partido a nivel regional.

Al hilo, la socialista asimismo ha censurado la "deslealtad y patraña" de Gómez hacía la Alcaldía, por ser integrante de la Junta de Gobierno Local y estar obligado, por ley a reportar de cualquier incidencia, y mucho más en el momento en que la Comisión de Hacienda -encabezada por Lavín- notificó favorablemente del expediente de contratación. A sus ojos, o sea "gravísimo", pero es "todavía mucho más grave que no haya dado la cara" el PRC.

"Este accionar está generando un daño a los vecinos de Camargo y además de esto tendrá secuelas económicas", ha insistido Bolado, que ha criticado la "irresponsabilidad" del edil del PRC al manifestar que se puede llevar a cabo un nuevo contrato. "Está mintiendo", ha sentenciado, para argumentar que la compañía que ha concursado ha recurrido frente al Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, el TACRC.

Una vez que este órgano resuelva, de manera previsible ahora desde septiembre dada la paralización de la administración en el mes de agosto, la intención de Bolado y del PSOE es regresar a llevar el contrato de basuras paralizad al Pleno municipal. Entre tanto, están en "un limbo", puesto que si bien existe obligación legal de continuar prestando el servicio hasta el momento en que esté la novedosa adjudicación, es imposible reclamar a la compañía que lo realice de conformidad con los pliegos. "Nos encontramos atados de pies y manos", expresó.

Y finalmente, la regidora ha señalado que en este tema tiene la "colaboración" de los trabajadores del servicio, que el día pasado 6 de julio presentaron un escrito en el Ayuntamiento demandando una explicación a los causantes de la paralización del contrato, usados a los que ha elogiado por estar realizando un "esfuerzo agotador" para hacer "la mejor obtenida de basuras y limpieza viaria de Camargo con los pocos medios que tienen", ha concluido.

Más información

Bolado no rompe el pacto con el PRC pero acepta "una exclusiva mayoría" en Camargo