Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Caen en prisión por comercializar 2,5 toneladas de conservas sin regulación sanitaria en Cantabria

Caen en prisión por comercializar 2,5 toneladas de conservas sin regulación sanitaria en Cantabria

En Cantabria, la Guardia Civil ha detenido a un hombre acusado de elaborar y vender conservas sin medidas sanitarias, en una operación denominada 'Sarda'. Durante la operación, se han incautado más de 2,5 toneladas de alimentos preparados para su distribución sin ningún control sanitario.

Las investigaciones comenzaron cuando se descubrió la existencia de un posible punto ilegal de elaboración de conservas de alimentos en la comunidad. Durante un seguimiento al sospechoso, los agentes interceptaron 10 cajas de conservas que estaban siendo vendidas a una fábrica de conservas.

Después de esta confiscación, la Guardia Civil, junto con inspectores de la Dirección de Salud Pública, accedió al lugar donde el detenido elaboraba las conservas y se incautaron de otras 131 cajas con aproximadamente 4.100 botes de conservas de bonito. Se encontró que el lugar carecía de control sanitario, medidas de salubridad, registro sanitario o licencia de actividad.

El detenido vendía directamente a al menos una fábrica conservera y también en puestos de mercadillos populares. El responsable de la elaboración ilegal de alimentos fue denunciado por incumplimiento de la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, mientras que la empresa que adquiría las conservas fue denunciada por aceptar productos de un elaborador sin registro sanitario.

Después de analizar las muestras, se descubrió que el contenido de histamina en las conservas superaba en un 77% el límite establecido. Se solicitó un informe pericial a la Unidad Central Operativa del Medio Ambiente de la Guardia Civil para evaluar las repercusiones para los consumidores, lo que llevó a la detención del responsable de la elaboración de los alimentos como presunto autor de un delito contra la salud pública.

La histamina es una sustancia química presente en varios alimentos, pero en dosis elevadas puede causar problemas de salud, como erupciones, urticaria, náuseas, vómitos y, en casos extremos, problemas respiratorios y cardíacos.