Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Cantabria aumenta la asistencia y el respaldo financiero a personas dependientes.

Cantabria aumenta la asistencia y el respaldo financiero a personas dependientes.

El Gobierno de Cantabria ha aprobado una nueva orden que busca mejorar y ampliar el catálogo de servicios y prestaciones a la dependencia, mejorando así las condiciones de vida de las personas dependientes o con discapacidad en la región.

La consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Begoña Gómez del Río, ha destacado que esta medida permitirá a los cántabros acceder a más servicios y recibir más ayudas económicas para garantizar una mejor calidad de vida.

Esta iniciativa cumple con el compromiso de la presidenta Buruaga de mejorar las prestaciones y servicios ofrecidos a los usuarios del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia de Cantabria (SAAD), enfocándose en brindar "mayores y mejores oportunidades" de atención.

En cuanto a las novedades, se destacan la inclusión de una prestación económica vinculada al servicio para las personas con grado de dependencia que no reciben atención diurna o residencial, así como la implementación del servicio de teleasistencia avanzada para favorecer que los dependientes puedan permanecer más tiempo en sus hogares.

Otra novedad importante es la regulación de estancias temporales en centros residenciales por un máximo de 45 días al año, un beneficio destinado a situaciones como convalecencia de personas en situación de dependencia.

Además, se ampliará el abanico de servicios en los que se podrá optar por la prestación económica vinculada, permitiendo a las personas dependientes o con discapacidad acceder a servicios como rehabilitación, terapia ocupacional o atención multisensorial en el ámbito privado si no pueden ser prestados por la Administración.

Se han flexibilizado los requisitos para acceder a la prestación económica por cuidados en el entorno familiar, permitiendo ampliar la cobertura hasta el cuarto grado de relación entre la persona dependiente y su cuidador, e incluyendo a personas del entorno relacional del usuario que puedan proveer los cuidados necesarios.

Por último, se busca potenciar la utilización de la prestación de asistente personal para actividades diarias como el ocio, el deporte o la integración social, ampliando las posibilidades de uso a personas de tres o más años.

En resumen, estas medidas buscan garantizar una mayor cobertura y acceso a servicios para personas dependientes o con discapacidad en Cantabria, mejorando su calidad de vida y promoviendo la autonomía y el bienestar.