• lunes 26 de septiembre del 2022

Cantabria cierra el verano con 2 muertos en las rutas, la menor cifra desde 2014

img

SANTANDER, 7 Sep.

Cantabria ha cerrado este verano con 2 muertos en las rutas en el mes de julio, un ciclista y un motorista, la menor cifra de víctimas fatales registrada en la zona desde 2014. Además, y por segundo verano consecutivo, no se han registrado accidentes con víctimas fatales en el mes de agosto.

Uno de los 2 accidentes con muertos registrados en el mes de julio sucedió el día 24 en Santander, en vía urbana, y en él murió el conductor de un ciclomotor, y el otro en vía interurbana, con el fallecimiento de un ciclista en la N-634 en Bárcena de Cicero.

Además, hasta el 31 de agosto se han registrado en Cantabria nueve muertos, 2 mucho más que en 2021 (7) y uno menos que en 2019 (diez).
Y en todo el verano, se han producido 541 accidentes de tráfico, un apunte afín al de años precedentes (556 en 2021, 583 en 2020 y 588 en 2019). Además de las víctimas fatales, en estos accidentes resultaron lesiones 278 personas, 26 de ellas graves.

Estos datos fueron otorgados este miércoles por la encargada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, que ha anunciado el cómputo de tráfico de este verano al lado del jefe provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa, y el comandante jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, Rubén Flores.

Un verano en el que las rutas de Cantabria han superado "de forma importante" los escenarios de movilidad prepandemia. Así, Quiñones ha detallado que los desplazamientos de largo paseo por las primordiales vías de la red social se han aumentado un 9% en relación a 2019, en oposición al aumento en todo el país del 2%, y con en comparación con periodo de tiempo del 1 de julio al 31 de agosto del pasado verano, el incremento de desplazamientos fué del 6%.

Quiñones ha señalado que nuevamente las cantidades de movilidad por las rutas cántabras patentizan la considerable suma de personas que se han apartado a la Comunidad Autónoma "para gozar de sus vacaciones y de nuestros atractivos".

La encargada ha señalado que Cantabria registró "mucho movimiento" así como reflejan los datos. Así, en el mes de julio, la movilidad se ha aumentado un 15% en relación a 2019 y un 11,6% en relación a 2021. Mientras que en el mes de agosto los aumentos fueron del 3,7% con en comparación con mismo mes de 2019 y del 1% en comparación con agosto de 2021.

Quiñones indicó que este esencial volumen de tráfico ha causado que se hayan vuelto a conocer retenciones en las primordiales vías de ingreso a Cantabria, más que nada en la región oriental de la A-8, en el límite con el País Vasco y en el entronque entre la A-8 y la A-67, en las cercanías de Torrelavega.

Además, asimismo se han registrado retenciones en rutas de ingreso a ciudades y zonas turísticas de la Comunidad Autónoma, singularmente en San Vicente de la Barquera, Noja o Comillas.

Por su parte, el jefe provincial de Tráfico indicó que mucho más de 240 personas han formado una parte del operativo de verano de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Cantabria, con mucho más de 180 agentes del Sector de Tráfico de la Guardia Civil y otras 60 personas entre gobernantes y personal técnico, a quienes ha complacido el trabajo creado en estos días.

En cuanto a los medios especialistas, en Cantabria se tiene 16 puntos de control de agilidad, tres cámaras de control de cinturón y móvil inteligente, una furgoneta camuflada y un helicóptero con medio técnico para advertir las infracciones, ha detallado.

Además, en todo el verano, Cantabria ha contado con el acompañamiento del helicóptero Pegasus de la DGT, que ha sobrevolado las rutas de la zona en 2 periodos, uno en el mes de julio y otro en el mes de agosto, para controlar la A-8; N-634; A-67; N-623; N-611; N-629; N-621; S-diez; S-20; S-30 y con particular atención a las ubicaciones de peligro para motoristas.

En esos vuelos, el Pegasus de la DGT hizo 66 demandas de agilidad, omisión de las señales de tráfico o empleo del móvil al volante.

Para la encargada del Gobierno, los datos de siniestralidad vial de este verano detallan que los conductores "cada vez son mucho más precavidos y cautos" y patentizan que "las campañas de concienciación tienen efecto en la mayor parte de la población".

"Digo la mayor parte por el hecho de que prosigue habiendo personas que piensan que las reglas no son para ellos", dijo Quiñones, que ha lamentado el incremento de las situaciones detectados de conducción bajo los efectos del alcohol o de quienes conducen con el carnet sin puntos.

Así, el comandante jefe del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria indicó que, durante los meses de julio y agosto, los agentes de la Agrupación de Tráfico realizaron un total de 25.134 pruebas de alcoholemia, de las que 652 fueron positivas, duplicando prácticamente las del verano previo.

Y, sobre quienes conducen careciendo de permiso o habiendo perdido la vigencia del mismo y que piensa la comisión de un delito, se detectaron un total de 49 casos.

En este punto, el jefe provincial de Tráfico ha detallado que este verano se han realizado 2 campañas destacables de supervisión en las que, aparte de la Guardia Civil, han cooperado las policías locales de los primordiales municipios de Cantabria.

Una estuvo centrada en el control de agilidad, se ha creado en el mes de julio y se han interpuesto demandas a 720 conductores que excedían los límites de agilidad, y la segunda se hizo en el mes de agosto, fué de control de alcohol y drogas y se ha cerrado con cien demandas.

Más información

Cantabria cierra el verano con 2 muertos en las rutas, la menor cifra desde 2014