• domingo 5 de febrero del 2023

Cantabria comienza el desarrollo a fin de que la patata de Valderredible tenga el sello de calidad IGP

img


SANTANDER, 13 Oct.

El Gobierno de Cantabria ha iniciado el trámite a fin de que la patata de Valderredible cuente con el sello de calidad Indicación
Geográfica Protegida (IGP), para resguardar al producto y al cliente eludiendo el "intrusismo" de imitaciones y garantizarle ser competitivo en el mercado, aparte de promover la actividad económica del valle.

Así lo anunció este jueves el asesor de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, quien ha señalado que el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) publicará mañana la petición de la Asociación Calidad Diferenciada Patata de Valderredible, con el respaldo del Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Valderredible, para hallar la IGP para este productor alimenticio.

Blanco explicó que tras realizarse los estudios y conformada la precisa asociación, la petición fué publicada últimamente en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y mañana va a ser publicada en un folleto increíble en el BOC para, más tarde, abrirse un período de un par de meses a fin de que cualquier persona física o jurídica que ostente un interés legítimo, logre ponerse en contra a la citada petición.

"El día de hoy es un día muy feliz por el hecho de que tras mucho más de 20 años dimos un paso definitivo y también indispensable en la protección de un producto con una calidad diferencial y excepcional", ha subrayado Blanco, quien explicó que, una vez pasado ese período de un par de meses, la tramitación seguirá con la petición al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, primero, y a la Unión Europea, después, para elegir sobre la concesión o no del reconocimiento.

Además, ha destacado que la patata de Valderredible, a su parecer, representa un producto merecedor de ser amparado por entre las figuras de calidad registradas en la Unión Europea, como es la de la IGP, pues sus patatas tienen una calidad "inusual" que precisa ser distinguida de otros modelos en el mercado para "ayudar a asegurar el futuro del ámbito".

El asesor estuvo acompañado en la rueda de prensa por el alcalde del concejo, Fernando Fernández; el presidente de la Asociación Calidad Diferenciada Patata de Valderredible, David Fernández, y otros integrantes del colectivo.

También puso en valor la "popularidad" que con el pasar de los años y el "buen llevar a cabo" de sus productores ha conseguido la patata de Valderredible, un prestigio que, según el asesor, puede verse "enfrentado en el mercado a modelos de imitación que usurpan y plagian su nombre". De ahí, la relevancia de registrar una denominación para dar al producto una "protección jurídica automática a escala europea y mundial", dijo.

Un sello de calidad que va a resguardar "tanto al cliente, en el momento de garantizarle una calidad y un origen, como al productor, en el momento de resguardar legalmente a sus modelos, aparte de garantizarles ser confrontados en el mercado", ha añadido Blanco.

Por su parte, el alcalde de Valderredible ha señalado la relevancia de tener una IGP en el concejo pues, "evitará el intrusismo, va a mejorar la calidad de la patata de Valderredible y promoverá la actividad económica del Valle".

Fernández ha complacido a la Consejería el acompañamiento exhibido para arrancar una idea que va en armonía con el Plan de Dinamización de Valderredible, en colaboración con el Ejecutivo cantabrio y la Fundación Botín.

Finalmente, el presidente de la Asociación Calidad Diferenciada Patata de Valderredible, David Fernández, aseguró que este paso es "definitivo" y ha confiado en que no se muestren alegaciones a fin de que el desarrollo sea "irreversible" y el sello de calidad garantice un precio "mucho más justo" para los productores de un alimento, la patata de Valderredible, que por sus condiciones climatológicas y geográficas es "particular".

También estuvieron presentes, entre otros muchos, la directiva general de Pesca y Alimentación, Marta López, y el directivo de la Oficina de Calidad Alimentaria (ODECA), Fernando Mier.

La patata de Valderredible se identifica por unos atributos diferenciadores dado su período vegetativo (se siembra en el mes de mayo y su recolección empieza en otoño) y las peculiaridades agroclimáticas de la comarca, sus condiciones de suelo y la amplitud térmica.

Con una producción de entre 25.000 y 30.000 kilos por hectárea en regadío, alcanzando una producción total de unos 2,5 millones de kilos, las patatas de Valderredible asimismo se distinguen por comercializarse sin lavar.

Las patatas que eminentemente se cultivan en Valderredible son de las variedades Baraka, Agria, Spunta y Jaerla. Todas ellas están contempladas en el pliego de prescripciones técnicas, al lado de la pluralidad Keelly.

Más información

Cantabria comienza el desarrollo a fin de que la patata de Valderredible tenga el sello de calidad IGP