• lunes 05 de diciembre del 2022

Cantabria empieza el diez de octubre la campaña de vacunación contra la gripe

img

Está orientada a personas en condiciones de peligro, mayores de 60 años y personal sanitario y sociosanitario

SANTANDER, 5 Oct.

El Servicio Cántabro de Salud (SCS) empieza el lunes próximo, diez de octubre, la campaña de vacunación contra la gripe para resguardar a la gente con mayor peligro de enseñar adversidades en el caso de sufrir la patología. La administración de las vacunas se efectuará con cita anterior en los centros de salud de Atención Principal.

En esta ocasión, debido al efecto sinérgico visto entre el virus de la gripe y el del coronavirus (SARS-Cov-2), que multiplica por 2 el peligro de muerte en el caso de infección, la campaña procurará acrecentar la cobertura vacunal, en especial entre personas mayores, desde los 60 años, personas de cualquier edad con condiciones de peligro, tal como personal sanitario y sociosanitario, y trabajadores de servicios públicos fundamentales, explicó el Gobierno en publicación oficial.

Así, el propósito es achicar la mortalidad y morbilidad socias a la gripe estacional y el encontronazo de la patología sobre la red social. Para ello, hay que resguardar a la gente mucho más atacables a la patología, reduciendo lo máximo viable la incidencia de gripe en los conjuntos diana, ayudando de este modo a achicar el encontronazo sobre la presión asistencial.

El Gobierno de Cantabria ha conseguido mucho más de 120.000 dosis de vacunas tetravalentes contra la gripe A (H1N1 y H3N2) y la gripe B (estirpes Victoria y Yamagata), con las que se quiere lograr hasta un 75% en la tasa de cobertura de personas mayores de 65 años y personal sanitario y sociosanitario, tal como sobrepasar el 60% en embarazadas y en personas con condiciones de peligro, en armonía con los objetivos que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la temporada 2022-2023.

La campaña se comenzará el día diez inoculando las primeras dosis a la gente mucho más atacables, como las institucionalizadas en viviendas de mayores y discapacidad, mayores de 80 años, seguidos por los conjuntos de pacientes con inmunosupresión, tal como personal sanitario y sociosanitario. Se proseguirá la cobertura progresiva de la población de 60 y mucho más años y la población menor de 60 con componentes de peligro.

Al igual que en años precedentes la vacuna antigripal está sugerida desde los 60 años y para todos los que tengan entre 6 meses y 59 años y pertenezcan a ciertos conjuntos con peligro de graves adversidades por la gripe, como personas con anomalías de la salud crónicas cardiovasculares (excluida la hipertensión arterial apartada) o respiratorias, introduciendo displasia disonante-pulmonar, fibrosis quística o asma.

También se sugiere la vacunación a pequeños mayores de 6 meses y mayores con anomalías de la salud metabólicas (incluida diabetes mellitus), obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías y anemias, asplenia, patología hepática crónica, patologías neurológicas y neuromusculares graves, inmunosupresión por medicamentos, trasplantes o personas VIH positivo, cáncer, fístula de líquido cefalorraquídeo, patología celiaca, patología inflamatoria intestinal crónica, implante coclear o en espera del mismo, o trastornos y anomalías de la salud que conlleven disfunción cognitiva como el síndrome de Down o las demencias.

La vacunación está asimismo indicada en mujeres embarazadas en cualquier período de tres meses de gestación, tal como en pequeños y jovenes que reciban régimen prolongado con ácido acetilsalicílico, por la oportunidad de desarrollar síndrome de Reye tras la gripe.

También se sugiere la vacuna en personas que por su actividad logren trasmitir la gripe a quienes tienen un prominente peligro de enseñar adversidades, como trabajadores y alumnos en prácticas en los centros sanitarios; personas que trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos; personas que faciliten cuidados domiciliarios a pacientes de prominente peligro o mayores; y personas que conviven en la vivienda, incluidos pequeños mayores de seis meses, con otras que forman parte a ciertos conjuntos de peligro.

Otros conjuntos a los que se aconseja la vacunación son la gente que trabajan en servicios públicos fundamentales para la red social, entre aquéllos que incluye a las fuerzas y cuerpos de seguridad, bomberos, servicios de protección civil y de urgencias sanitarias, tal como trabajadores de instituciones penitenciarias, de otros centros de internamiento por resolución judicial y centros de acogida de inmigrantes.

También a los trabajadores expuestos de forma directa a aves o cerdos en huertas o explotaciones y a aves silvestres por la oportunidad de infección conjunta de virus humano y aviar o porcino.

Más información

Cantabria empieza el diez de octubre la campaña de vacunación contra la gripe

Noticias de hoy más vistas