• martes 7 de febrero del 2023

Cantabria examinará "en próximas semanas" la zonificación del Plan del Lobo y en 2023 va a hacer un nuevo censo

img

El Gobierno proseguirá aprobando controles del lobo en zonas específicas: "No nos van a atemorizar por amenazarnos con los tribunales", afirma Blanco

SANTANDER, diez Oct.

Cantabria efectuará "en las próximas semanas" una revisión de la presente zonificación del Plan de Gestión del Lobo y en 2023 prevé hacer, adjuntado con Asturias, Castilla-León y Galicia, un nuevo censo de la clase si el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico no financia, como se le ha pedido, uno de carácter nacional.

Así lo anunció este lunes el asesor de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco (PRC), siendo interpelado en el Pleno del Parlamento regional --primero por Vox y acto seguido por el PP-- por la problemática del lobo y por los proyectos del Ejecutivo regional (PRC-PSOE) una vez que el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria haya suspendido últimamente de manera cautelar las tres autorizaciones aprobadas para la extracción de ejemplares del lobo en tres zonas específicas de la red social.

Blanco volvió a enseñar "absoluto respeto" por las resoluciones judiciales, si bien, como en un caso así, "discrepe" con ellas puesto que, a su juicio, los controles que se habían sosprechado en esas tres zonas eran "precisos y justificados".

Además, mantuvo que, en su coche, el TSJC "no entra en el fondo del tema", "no pone en duda" los daños sobre los daños de la condimenta ni cuestiona el trámite. Además, ha aclarado que la medida cautelar acordada tiene relación "única y de forma exclusiva" a las tres resoluciones específicas que contemplaban estas extracciones del lobo.

Ahora, tras el coche del TSJC, el Gobierno va a investigar "con aspecto" el contenido del mismo, tanto los razonamientos de la mayor parte de la Sala en pos de la suspensión cautelar de las autorizaciones como el de la juez que emitió voto especial al estar según estas.

Tras ello, Blanco ha asegurado que el Gobierno regional "proseguirá ejercitando sus competencias" y proseguirá aprobando resoluciones de control del lobo "en zonas específicas, sobre la base de los datos acreditados por gobernantes públicos con todas y cada una de las garantía de seguridad jurídica". "A nosotros no nos van a atemorizar por amenazarnos con los tribunales", ha advertido.

Blanco ha insistido en que la rivalidad de autorizar los controles del lobo es de las comunidades autónomas, no del Ministerio, que "no puede autorizar ni prohibir" estos controles.

Además, el Gobierno regional proseguirá, como hasta la actualidad, pagando los daños producidos por el lobo que estén comprobados --unicamente se rechazan el 1% de los que se declaran, ha precisado Blanco-- tratando "apresurar al límite" los trámites.

En ese sentido, ha recordado que el Gobierno de Cantabria ha aprobado la licitación de un nuevo contrato de seguro por daños de fauna salvaje, que prevé un aumento del 50% del precio de la póliza, hasta los 1,5 millones, y que se prevé adjudicar próximamente a fin de que el próximo año ahora esté en vigor.

Además, esa póliza responderá a una exclusiva baremación de los daños que se marcha a negociar con las organizaciones expertos y las asociaciones de productores y ha señalado que en Cantabria dicho baremo está "por arriba" de los actuales en comunidades vecinas.

También se proseguirán aplicando el pago por servicios ambientales a la ganadería extensiva en zonas con presencia persistente del lobo --por el que este año se han beneficiado 955 explotaciones, que han supuesto para el Gobierno una inversión de sobra de un millón de euros-- y gestionando de las ayudas para medidas precautorias, si bien cree que ciertas que puede ser "funcionales" en ciertas condiciones de ganadería tienen la posibilidad de ser "imposibles o ineficaces" en zonas de montañas o en pastos en mayor parte comunal o en territorios donde es "impensable poner cierres impermeables para los movimientos de fauna".

Además, se marcha a proseguir demandando al Ministerio los reportes preceptivos sobre las probables dolencias a la conservación del lobo de los controles que se habían autorizado, algo que, según dijo, se transporta meses demandando y que volvió a soliciar esta semana por carta.

Además, el asesor de Ganadería ha aprovechado su intervención para efectuar ciertas aclaraciones tras ciertas aclaraciones en medios publicadas últimamente.

Además, Blanco ha negado que existan "disconformidades" en el seno del Consejo de Gobierno entre los 2 asociados --PRC y PSOE-- por el tema del lobo y ha señalado que en ideas parlamentarias similares con la problemática del lobo los dos partidos han votado juntos "a piñón", excepto un solo diputado: el socialista Javier García-Oliva, con el que sostiene una "absoluta discrepancia" en este tema.

Sin embargo, ha negado que, por este motivo, le "ponga verde", como, según Blanco, sí hizo el socialista con él, en comunidades.

Además, por otro lado, ha asegurado que es "radicalmente falso" que el trámite que prosigue Asturias con el objetivo de efectuar controles del lobo en el Parque Nacional de Picos de Europa, en la parte que se prolonga por esa red social, sean diferentes al de Cantabria y ha asegurado que las medidas son "iguales".

También, respondió a eso que aseguró el pasado viernes la últimamente reelegida presidenta del PP de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, aseverando que en el momento en que Alberto Núñez Feijóo sea presidente del Gobierno de España va a sacar al lobo del LESPRE (Catálogo de Especies Silvestres en Régimen de Protección Particular).

"Espero verlo en el software electoral", dijo Blanco, que ha señalado que él asimismo solicitará a su partido, el PRC, que lleve a cabo lo propio.

El asesor ha recordado a los 'populares' que en el momento en que el lobo entró en el LESPRE, Núñez Feijóo era presidente de la Xunta. "No le vi yo tantas alharacas", dijo Blanco, que ha señalado que el en este momento líder 'habitual' actuó entonces "en la medida que pudo", como lo hicieron Cantabria, Asturias y Castilla y León.

Por otra sección, y asimismo en algo que concierne a los ganaderos, el Pleno ha aprobado, con el acompañamiento de todos y cada uno de los conjuntos, una idea del PP que instaba al Gobierno de Cantabria a hacer una unidad administrativa de acompañamiento técnico a la autoridad de ejecución designada para supervisar en la red social autónoma el cumplimiento de la ley de la Cadena Alimenticia.

Por otra sección, a cuestiones de Vox, el asesor anunció que "en poco tiempo" se llevará al Consejo de Gobierno la autorización de la firma de un convenio con la Xunta de Galicia para emplear en Cantabria 'Conta láctea', la herramienta gallega que deja al ganadero calcular cuánto le cuesta generar el litro de leche.

Blanco explicó que la firma del convenio se ha retrasado por "causas extrañas" a Cantabria.

El asesor ha reconocido que "es viable" que en Cantabria haya casos de que los costos que se acuerdan y abonan a ciertos ganaderos no cubran los costos de producción, más allá de que aseguró que la Consejería no puede abrir expediente si no hay pruebas de esto que de este modo lo acrediten, un seguir que Vox ve "perverso" y piensa que el departamento de Blanco "rehuye sus responsabilidades".

Más información

Cantabria examinará "en próximas semanas" la zonificación del Plan del Lobo y en 2023 va a hacer un nuevo censo