Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Cantabria fija los períodos de veda para la pesca de mariscos esta temporada.

Cantabria fija los períodos de veda para la pesca de mariscos esta temporada.

El Gobierno de Cantabria ha publicado una orden regulatoria en el Boletín Oficial de la comunidad autónoma, que establece vedas, tallas mínimas y zonas permitidas para la pesca durante la temporada 2024-2025.

SANTANDER, 22 Abr.

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Alimentación es la responsable de regular la actividad pesquera en Cantabria, con el objetivo de asegurar la sostenibilidad de los recursos marinos y la explotación óptima de los mismos.

La orden establece periodos de veda para la pesca de moluscos, crustáceos, equinodermos y otros invertebrados, tanto para el marisqueo a pie como desde embarcaciones. Esta medida busca garantizar la conservación de las especies y regular la actividad pesquera en la región.

Tras realizar estudios científico-técnicos para evaluar los recursos marinos y la salud de las zonas de producción de moluscos, se han establecido normas que regirán la actividad pesquera durante la temporada. Se detallan las especies permitidas, tallas mínimas, zonas de pesca permitidas y prohibidas, así como normativas específicas para algunas especies.

Se han designado zonas libres de veda para el marisqueo profesional y la recogida de cebo con licencias de pesca marítima recreativa. Además, se han establecido restricciones específicas para la extracción de almejas, percebes y otras especies en diferentes zonas de la región.

La orden también regula los utensilios y horarios permitidos para el marisqueo, así como el control de pesaje y comercialización de los recursos. Se han fijado cuotas para el pulpo común, y se han definido zonas libres de veda en la Bahía de Santander, Santoña y San Vicente para la temporada actual.

En resumen, esta orden regulatoria busca garantizar la sostenibilidad de los recursos marinos y regular la actividad pesquera en Cantabria durante la temporada 2024-2025, estableciendo normas claras y medidas de conservación para proteger las especies y sus hábitats en la región.