Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Cantabria licita el último tramo de conexión entre la S-10 y la S-30 por 17,3 millones de euros.

Cantabria licita el último tramo de conexión entre la S-10 y la S-30 por 17,3 millones de euros.

El Gobierno de Cantabria ha vuelto a licitar la construcción del último tramo del enlace entre la S-10 y la S-30, con un presupuesto de 17,3 millones de euros y un plazo de ejecución de 30 meses. Esta obra, que quedó desierta en su primera convocatoria, discurrirá entre Morero (Guarnizo) y el intercambiador de Liaño (Villaescusa). El departamento que dirige Roberto Media ha reformulado el proyecto original y ahora ha lanzado una nueva convocatoria en la Plataforma de Contratación del Sector Público, con fecha límite de presentación de ofertas hasta el 10 de enero de 2024.

El consejero de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, ha resaltado el "esfuerzo" realizado para retomar la construcción de esta infraestructura, que es necesaria para potenciar la actividad industrial de la zona, agilizar el tráfico pesado y mejorar la conexión entre los núcleos que se encuentran a lo largo de estas dos vías de alta capacidad.

El tramo en cuestión tiene una longitud de 650 metros y completará la construcción del nuevo eje de conexión entre las autovías S-10 y S-30. Hasta ahora se han ejecutado dos fases anteriores, la primera fue el enlace de la autovía S-10 con La Cerrada-Crucero de Boo de Guarnizo, y la segunda fue la conexión entre el Crucero de Boo de Guarnizo y el Polígono del Morero.

El proyecto contempla la realización de todas las intervenciones necesarias, incluyendo la construcción de un viaducto sobre la ría de Solía. Este viaducto tendrá una longitud total de 427 metros y estará compuesto por una estructura mixta de hormigón armado y acero. El objetivo final es mejorar la infraestructura vial y facilitar la movilidad en esta región.