• lunes 05 de diciembre del 2022

Cantabria remata un programa de cribado oportunista para seguir en la supresión de la hepatitis C

img

La prueba se incorporará a fines de este mes para hacer un diagnostico a pacientes que son portadores de la patología sin saberlo

SANTANDER, 14 Oct.

Cantabria va a tener listo a fines de este mes un programa de cribado oportunista para advertir casos de hepatitis C no diagnosticados y seguir de esta forma en la supresión de esta patología.

La prueba, incorporada en las analíticas, tratará de hacer un diagnostico pacientes, entre la población general, que ignoran ser portadores de hepatitis C, que complementará la búsqueda activa de diagnósticos en población con componentes de peligro.

Así lo anunció este viernes el asesor de Sanidad, Raúl Pesquera, para quien hablamos de "continuar haciendo un trabajo para progresar el diagnóstico y régimen de la hepatitis C", cuya supresión siempre y en todo momento estuvo en la plan de actuación de la Consejería, a fin de que Cantabria sea la primera en hallar agarrar este problema médico pública.

Un propósito "ambicioso" que tiene "la dedicación y el trabajo" de los expertos del Servicio Cántabro de Salud, singularmente de los del Servicio de Digestivo del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (HUMV) y de Atención Primaria, a quienes Pesquera ha complacido su deber con "nuestro sistema sanitario y con la calidad y seguridad de los pacientes".

De hecho, el asesor pudo transmitírselo en persona a una parte de ellos, ya que fué el responsable de abrir la XVI Edición del Aula Abierta Multidisciplinar en Hepatología en el Paraninfo de la Magdalena, donde ha compartido mesa con el jefe de Servicio de Digestivo del HUMV, Javier Crespo, y su homólogo en el Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid, José Luis Calleja.

La Consejería de Sanidad de Cantabria abordó desde un inicio la hepatitis C como un grave problema médico pública y fue vanguardista en remover todas y cada una de las dificultades administrativas para tratar a los pacientes diagnosticados, independientemente de su nivel de fibrosis, con las novedosas generaciones de medicamentos y según método rigurosamente médico.

Con ello, Cantabria consiguió que todos y cada uno de los pacientes diagnosticados y susceptibles de régimen estén tratados.

Así, así como explicó Pesquera, la hepatitis C pasó de ser una patología donde "solo era viable tratar adversidades" a una patología con "régimen efectivo que logra la curación en un altísimo porcentaje de pacientes" y que vuelve posible "proponer el ambicioso propósito, impensable hace unos años, de remover la hepatitis C".

La XIV Edición del Aula Abierta Multidisciplinar en Hepatología, que recala por segunda vez en Santander, se ha estructurado en una charla magistral, que va a abordar esta tarde las tácticas para la reducción de la carga de la patología hepática por alcohol, y múltiples ponencias.

Éstas últimas se alternarán a lo largo de en las sesiones programadas para este viernes y sábado y van a tratar puntos como la hepatitis C; el hepatocarcinoma; la esteatohepatitis no alcohólica, NASH (Non-Alcoholic SteatoHepatitis) en la terminología inglesa, y las hepatitis virales.
A lo largo de la día de el día de hoy asimismo se discutirá sobre el contenido del libro blanco de la telemedicina en hepatología.

Más información

Cantabria remata un programa de cribado oportunista para seguir en la supresión de la hepatitis C

Noticias de hoy más vistas