• lunes 6 de febrero del 2023

Cantabria trabaja en amoldar la prevención y contestación frente catástrofes: "Debemos estar preparados"

img

La consejera competente en urgencias, Paula Fernández, informa de que se prevé un aumento de los fenómenos meteorológicos "ásperos"

SANTANDER, 13 Oct.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández (PRC), ha asegurado que en Cantabria se está haciendo "un profundo trabajo" para amoldar sus mecanismos de prevención y contestación frente catástrofes motivadas, por poner un ejemplo, por el previsible aumento de fenómenos meteorológicos "ásperos".

"Debemos estar preparados, tanto instituciones como ciudadanía, de cara a reducir sus secuelas", aseguró este jueves la asimismo titular de urgencias del Gobierno de Cantabria a lo largo de una visita al Centro de Atención a Emergencias 112 con ocasión de la conmemoración del Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Catastrofes.

Fernández ha defendido que el encontronazo por peligros naturales y tecnológicos se puede liquidar con medidas de planificación y prevención "proactivas".

La consejera ha recordado los capítulos de crecidas de agua y nevadas vividas a fines de 2021, que forzaron al Ejecutivo a dictaminar en un par de ocasiones el Plan Especial de Inundaciones (INUNCANT) y en una el Plan Territorial de Emergencias (PLATERCANT).

Según dijo, en poco mucho más de un mes, el 112 recibió 6.370 llamadas y administró 2.088 incidencias enlazadas a los capítulos de desbordamientos, nieve y también incendios forestales que padeció Cantabria.

También puso como un ejemplo de la intensa actividad que se vivió en el Centro de Atención a Emergencias, en las datas comprendidas entre finales del mes de noviembre y el comienzo del año 2022, las mucho más de 1.200 llamadas recibidas el 29 de diciembre, día en el que se dictaminó el nivel 1 del INUNCANT por el desbordamiento del Asón y el Pas, y también esenciales crecidas en todas y cada una de las cuencas fluviales.

En esa día, ha recordado que nuestro 112, como el Centro de Coordinación Operativa (CECOP) y los tres Puestos de Mando Avanzados (PMA) ordenados por el Gobierno, mediante la Dirección General de Interior, gestionaron 450 incidencias, entre ellas la evacuación de 82 personas de infraestructuras perjudicadas por las crecidas de agua.

Ante esta clase de ocasiones, Fernández aseguró que el Gobierno de Cantabria efectúa ahora hace un tiempo un "profundo trabajo" para amoldar tanto las acciones precautorias, como nuestra intervención y las medidas correctivas, "a una exclusiva situación donde tenemos la posibilidad de vivir mucho más fenómenos meteorológicos de veloz avance y enorme encontronazo".

En este sentido, se ha referido a la sequía de este verano que, según dijo, ha obligado a la Consejería de Presidencia, a través del 112, a efectuar en el mes de junio, julio y agosto 34 abastecimientos a 12 ayuntamientos, a los que se ha suministrado 492.000 litros de agua.

Como ejemplos de la tarea que se viene haciendo en esta material la consejera ha señalado las campañas de prevención y sensibilización llevadas a cabo sobre peligros de crecidas de agua en zonas comúnmente perjudicadas; la información divulgada sobre peligro químico en los
ámbitos de fábricas que trabajan con estos modelos; la inclusión en los proyectos destacables de la red social del nivel de preemergencia para agrandar el rastreo y sensibilización de la población ante ciertos peligros, o los trabajos de planificación normativa llevados a cabo desde la Dirección General de Interior.

Además, ha reseñado la actualización de la salón del 112, cuya novedosa tecnología dejará llevar a cabo frente, según explicó, a ocasiones extrema dificultad; las permanentes campañas de educación infantil que
se hacen y acercamiento de los servicios de urgencias a la ciudadanía; los canales de coordinación con otras entidades dedicadas a la atención de urgencias de cualquier nivel institucional, y los sistemas de información directa a la población, por medio de medios de
comunicación, comunidades o sistemas de notificación a los teléfonos móviles inteligentes.

Ha subrayado que, en temas de urgencias no solo hay que accionar en el momento en que los hechos se generan, sino "se necesita de un trabajo incesante pensado para la prevención, la reducción del peligros y la minimización de sus secuelas".

El propósito es que, tanto los servicios de urgencias como los ciudadanos, "estén preparados frente ciertas ocasiones con el claro propósito de socorrer vidas y también infraestructuras".

Por este fundamento, desde el Gobierno de Cantabria, a través del 112 y la Dirección General de Interior, se trabaja en acciones precautorias, se posibilita información a la población, se hacemos mejor los sistemas de alarma temprana y se valoran de forma incesante los peligros que afectan a la red social autónoma.

"Los peligros están ahí, con lo que la misión es eludir que se generen esos que logren ser controlables, y achicar los efectos de los sobrevenidos", aseguró.

Más información

Cantabria trabaja en amoldar la prevención y contestación frente catástrofes: "Debemos estar preparados"