• domingo 5 de febrero del 2023

Cantabria va a estudiar alguna rebaja fiscal "paliativa": "Si por ahí va la marea no nos marchamos a quedar fuera"

img

Afirma que Industria va a tener en 2023 su "mayor presupuesto de la historia" en las cuentas regionales

SANTANDER, 28 Sep.

El Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) "va a estudiar llevar a cabo algo en el tema impositivo" y adoptar alguna rebaja fiscal "paliativa" apuntada a las rentas mucho más bajas y que podría hacerse, si bien no es seguro, mediante los tramos autonómicos del IRPF. "Si por ahí va la marea no nos marchamos a quedar fuera".

Así lo anunció Revilla a lo largo de su intervención en el Foro Económico de El Diario Montañés, donde, antes de avanzarlo públicamente, dijo: "Que lo escuche el vicepresidente", en referencia al socialista Pablo Zuloaga.

Aunque Revilla volvió a proteger que en España se tienen que abonar exactamente los mismos impuestos, con independencia del territorio, el presidente regional ha señalado que en Cantabria no puede quedarse "descolgados" de la "clase de marea" --a su juicio "lamentable" de a conocer quién baja mucho más-- que hay en múltiples autonomías en pos de la rebaja de impuestos.

Frente a quienes culpan al Gobierno PRC-PSOE de ser unos "sacamantecas", Revilla ha asegurado que Cantabria está "en la media" de España en presión fiscal.

Además de esta cuestión, Revilla mencionó del "difícil" contexto de hoy que está provocando la guerra en Ucrania y ha reconocido la "indecisión" sobre la contienda y, derivado de esto, lo "difícil" de llevar a cabo previsiones.

A su juicio, los "enormes perdedores" de la guerra son no solamente la propia Ucrania, sino más bien asimismo Europa.

Y es que, a su juicio, lo que en un comienzo procuró venderse, tras la invasión, como un "bloqueo" de Europa hacia Rusia se vió que es mucho más bien un "bloqueo" del país comandado por Vladimir Putin contra Europa.

La "indecisión" de la guerra provoca que realizar conjeturas sobre el futuro provoca que sea "muy difícil". Sin embargo, sí ha predecido que Alemania va a entrar en recesión el año próximo, pero piensa que España no va a entrar en esta situación "salvo", quizás, en el primer período de tres meses.

"La oposición me considera hiperoptimista pero soy, creo, que verdadera", dijo Revilla, que se resiste a sumarse al "coro" de los que "comunican una genuina catástrofe".

Además, ha ironizado con visto que semeja que en las compañías de Cantabria semeja que está habiendo una suerte de "rebelión contra los fatalistas" a la visión de las inversiones que tienen en marcha o previstas.

Así, ha destacado la previsión de inversiones de muchas de las primordiales industrias de Cantabria, como Solvay, Nissan, Dynasol o EDP y asimismo el encontronazo de la que hará Iberdrola con el parque eólico de El Escudo, que está a falta de un trámite "difícil" pero que está seguro de que va a salir, o los 700 millones que destinará Repsol, para la ampliación de la centra hidroeléctrica de Aguayo.

Revilla ha asegurado que, en las visitas que efectúa a las compañías, éstas les charlan de "optimismo" y de "inversiones" a pesar del difícil contexto económico por la guerra en Ucrania y la inflación que está provocando.

"Veo que hay ánimo en Cantabria de tirar hacia adelante y también invertir", ha señalado Revilla, quien ha aprovechado su intervención para comunicar que, en las cuentas autonómicas de 2023 que el Ejecutivo PRC-PSOE está preparando y que van a ser "expansivas", la industria tendrá "el mayor presupuesto de la historia".

Por otro lado, Revilla volvió a indicar como los tres primordiales proyectos del Gobierno el polígono de La Pasiega o la novedosa sede del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria, las dos en proyectos el año próximo y asimismo la protonterapia en Valdecilla

De hecho, espera en que el MUPAC o La Pasiega logren tener algún género de partida en los Presupuestos Generales del Estado del próximo año.

Por otra sección, mencionó en su intervención, a cuestiones de varios de los ayudantes, sobre su porvenir político y volvió a condicionar su resolución de presentarse o no como candidato del PRC a la reelección como presidente de Cantabria en 2023 al resultado de unas pruebas médicas que le van a hacer, según dijo, "en diez días pocos".

Revilla, que el próximo enero cumplirá 80 años, ha asegurado que, si tras el examen, los médicos le afirman que puede proseguir "realizando lo que hace con exactamente la misma intensidad", se presentará como aspirante en el Congreso que su partido, el PRC, festejará el 20 de noviembre y "si le votan" va a ser candidato a la reelección.

En cambio, si tras esas pruebas, los médicos le comentan que no puede continuar con su actividad o que debe llevarlo a cabo a menos ritmo afirmará "hasta aquí llegamos", algo que ha movido a sus compañeros de partido.

Y es ha asegurado que él, en su día a día, "no para", entra como muy tarde a las 8.15 de la mañana y sale a las 22.00 o las 23.00 y "nunca" en sus 40 años en la política ha faltado al trabajo, salvo tres ocasiones que le han operado, y solo un par de días.

Además, ha opinado que al PRC no le va a pasar factura en las próximas selecciones la crisis del Covid y la producido por la guerra en Ucrania. "Yo francamente, pienso que no", dijo.

Más información

Cantabria va a estudiar alguna rebaja fiscal "paliativa": "Si por ahí va la marea no nos marchamos a quedar fuera"