• lunes 26 de septiembre del 2022

Cantabria y Asturias unen sus caminos de peregrinación hacia Liébana

img

Revilla y Barbón inauguran 'El Camino de los Santuarios' entre la catedral de Oviedo y Santo Toribio

SANTANDER, 3 Ago.

Cantabria y Asturias decidieron juntar sus caminos de peregrinación hacia Liébana con la inauguración, en el límite de las dos comunidades, de 'El Camino de los Santuarios', que avanza entre la catedral de Oviedo y el monasterio de Santo Toribio, pasando por la Basílica de Covadonta.

Se trata de una ruta que forma una parte del Camino Lebaniego en su vertiente asturiana y fué estrenada este miércoles por la parte de los presidentes de las dos comunidades, Miguel Ángel Revilla (PRC) y Adrián Barbón (PSOE), respectivamente, con vistas puestas a la celebración del Año Jubilar Lebaniego 2023, que empezará el próximo 16 de abril con la apertura de la Puerta del Perdón del Monasterio de Santo Toribio.

Revilla ha destacado este "sendero de fraternidad" entre cantabrios y asturianos como "una senda de futuro" que van a comunicar las dos comunidades para, según dijo, "impulsar la convivencia entre los dos pueblos".

El presidente cantabrio ha opinado que los políticos no estuvieron a la altura de la sintonía biológica y de paisanaje de Asturias y Cantabria, pero ha asegurado que "en este momento las instituciones y los presidentes argumentan al anhelo de los ciudadanos".

Por su parte, Barbón asimismo ha destacado la "fraternidad astur-
cantabria" y se ha referido a la restauración del sendero como una "idea particular con base histórica y que hay que proseguir en doble dirección".

El presidente asturiano ha señalado las ventajas que, a su juicio, contribuye esta conexión para atraer turismo y "conocernos y reconocernos en la historia". Barbón asimismo ha evocado la narración de resistencia de los dos pueblos "para enfrentar el futuro y medrar a nivel económico".

En el acto asimismo estuvo presente el asesor de Turismo de Cantabria, el regionalista Javier López Marcano, quien ha recordado que
Europa se edificó peregrinando a Compostela y ha señalado que cantabrios y asturianos son "herederos de las pisadas de quienes les antecedieron" y tienen que "reforzar en lo común y no quedar fuera de los enormes trayectos culturales".

Con el estreno del 'Camino de los Santuarios', asimismo llamado 'Camino Lebaniego asturiano', se persigue la puesta en valor de una ruta histórica, que viene uniendo de manera ancestral los pueblos de
Cantabria con la ciudad más importante asturiana, y que cierra el círculo de los caminos de peregrinación al Monasterio de Santo Toribio de Liébana, explicó en un aviso el Gobierno regional.

Este emprendimiento se enmarca en de los actos anteriores a la celebración del Año Jubilar Lebaniego 2023-2024, que fueron ordenados, en la situacion de Cantabria, por la Fundación Camino Lebaniego, adscrita a la Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio.

El jefe del Ejecutivo regional cantabrio y el presidente del Principado han estrenado este tramo que el día de hoy se abre a los peregrinos.

Revilla, ataviado con las habituales albarcas cántabras, y Barbón han
paseo caminando una parte del sendero que une el límite de Cantabria con la ciudad asturiana de Merodio, del concejo de Peñamellera Baja.

A continuación se hizo una visita dirigida, conducida por el historiador, Toño Huerta, que ha finalizado en la iglesia de Santa Leocadia.

Con la apertura de esta ruta, se pone en marcha asimismo la 'aplicación' para móviles inteligentes 'Camino de los Santuarios', que recopila las primordiales especificaciones geográficas y culturales de este tramo. Además, se ha anunciado la señalética del sendero.

El logotipo del Camino Lebaniego asturiano está compuesto por la 'Cruz de la Victoria' y la 'Cruz de Liébana', y en todos y cada red social predominará una sobre la otra, adjuntado con la frecuente cruz roja de los caminos
lebaniegos.

También han asistido al acto el vicepresidente del Gobierno cantabrio, Pablo Zuloaga; la directiva general de Turismo, Marta Barca; la directiva general de Patrimonio Cultura, Zoraida Hijosa y el directivo de la Fundación Camino Lebaniego, Manuel Bahillo, por la parte de las autoridades regionales cántabras.

Y por la parte de las autoridades asturianas asimismo estuvieron presentes la consejera de Cultura, Política Lingüística y Turismo, Berta Piñán; la viceconsejera de Turismo, Graciela Oca; el directivo general de Cultura y Patrimonio, Pabló León y el directivo general de Medio Natural y Planificación Rural, David Villar, aparte del alcalde asturiano de Peñamellera Baja, José Manuel Fernández Díaz; el alcalde cantabrio de
Herrerías, Juan Francisco Linares y otros alcaldes de los ayuntamientos del ambiente.

Según explicó el Gobierno, el Camino Lebaniego asturiano es un itinerario documentado históricamente que explota viejas vías de comunicación, como las que enlazaban Oviedo con el oriente asturiano o las que desde Liébana llegaban a Asturias, bien a través del Camino Lebaniego y las Peñamelleras, o cruzando los Picos de Europa.

Desde la Alta Edad Media la tradición charla de la llegada de Santo Toribio de Astorga desde Jerusalén con las reliquias, entre ellas el Lignum Crucis, hasta algún puerto asturiano, que más tarde fueron trasladadas hasta las ocultas montañas de Liébana.

Esta peregrinación hasta Santo Toribio desde Asturias ha perdurado en el tiempo siendo, según apunta, múltiples los testimonios que desde la Edad Media quedaron documentados en el Cartulario de Santo Toribio. En esta época los caminos asturianos son, tras los cantabrios, la zona que mucho más peregrinos contribuye al Camino Lebaniego.

Este sendero mediante Asturias es el último sendero de peregrinación que, de manera radial, une Santo Toribio de Liébana con todos esos sitios donde se documenta la presencia histórica de peregrinos.

Santo Toribio de Liébana tiene una red de caminos señalada que suma mucho más de 750 km. Son caminos que dejan al peregrino dirigirse hasta Liébana desde Palencia, Sahagún, León, Oviedo y Santander.

El Camino Lebaniego tiene la cuenta de Patrimonio de la Humanidad, adjuntado con los Caminos a Santiago, lo que incluye los caminos que discurren por Cantabria en la mayor red de caminos de peregrinación de todo el mundo.

Por su parte, el Camino Lebaniego Asturiano suma 220 km y proporciona panoramas de enorme valor cultural y natural con pastos, montañas o vales, aparte de distintos cauces fluviales que acompañan los pasos de los paseantes.

Este sendero, que nace en la catedral del Salvador en Oviedo, expone 2 novedosas sendas que van a poder ser usadas por los peregrinos al Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

Por un lado, la ruta une los ayuntamientos asturianos de Arenas de Cabrales y Sotres con el ayuntamiento cantabrio de Camaleño, atravesando el Parque Nacional por las praderías de Aliva, y desviándose sobre los pueblos de Pembes y Llaves para adentrarse en el pueblo de Mogrovejo.

Posteriormente, desciende por Redo, hasta Beares y empieza a subir por Congarna hasta llegar a la ermita de San Miguel y para finiquitar en el Monasterio de Santo Toribio. Este ramal tiene una longitud de 19 km.

Por el otro radical se une la región mucho más oriental de Asturias, uniendo los ayuntamientos de Peñamellera baja con el ayuntamiento cantabrio de
Herrerías, mediante un sendero rural que une Merodio con los pueblos de Casamaría y Cabanzón hasta sumarse con el presente Camino Lebaniego en la llamada Venta de Vallejo.

Más información

Cantabria y Asturias unen sus caminos de peregrinación hacia Liébana