• domingo 5 de febrero del 2023

CCOO demanda 1.287 instructores mucho más en Cantabria para prosperar la atención al alumnado y las condiciones de los enseñantes

img


SANTANDER, 20 Oct.

Comisiones Obreras ha solicitado el día de hoy 1.287 instructores mucho más en Cantabria para contemplar las pretensiones del alumnado, más que nada de atención a la variedad, y prosperar las condiciones laborales de los enseñantes.

En opinión del sindicato, es requisito un deber político, "una plan de actuación política en educación, que en Cantabria no existe" y que CCOO transporta tres años demandando. "Un deber político real de apuesta por la educación pública de Cantabria" para el que es precisa inversión.

En preciso, CCOO demanda reducir la carga laborable en Infantil y Primaria, para lo que serían precisos 469 instructores mucho más; liquidar las ratios socias a la atención a la variedad, lo que requería de otros 142 enseñantes; el acompañamiento al alumnado con pretensiones concretas de estudio por medio de 335 enseñantes; 67 expertos mucho más para orientación; 231 instructores para dotar la figura de coordinador de confort de los centros; y 43 para compensación didáctica.

Un total de 1.287 instructores, que serían una media de cinco mucho más por cada centro educativo, y que, para el sindicato, es "un propósito real".

En este sentido, CCCO ha precisado que no sería incorporarlos "de cuajo" y ha pedido a la Consejería de Educación negociar un plan plurianual, un convenio marco que constituya las preferencias --que podrían ser el primer año compensación didáctica, el coordinador de confort y los orientadores-- y que se vayan atendiendo paulativamente.

Así lo han expuesto en rueda de prensa la asesora general de la Federación de Enseñanza de CCOO en Cantabria, Conchi Sánchez; el secretario de Enseñanza Pública No Universitaria de la Federación de Enseñanza de CCOO, Héctor Adsuar; y la asesora de Organización, encargada de la Junta de Personal Docente, Raquel Gutiérrez, todos ellos además de esto orientadores institucionales.

Gutiérrez explicó que en Cantabria hay unos 770 estudiantes que muestran una situación de desventaja socioeducativa, desconocimiento
del idioma y/o incorporación tardía al sistema educativo y "cero instructores" en plantilla para educación compensatoria. El sindicato solicita un enseñante para cada centro por cada 18 estudiantes, esto es, un total de 43.

Además, ha solicitado una atención "real" la salud psicológica ya que más allá de que la Consejería puso en marcha una unidad educativo-terapéutica y una unidad de mediación didáctica y laboral, en CCOO "no entendemos exactamente en qué consisten" ni cuáles son sus funcionalidades.

En cuanto a la "privatización" del servicio de orientación que denunciaron los sindicatos después del aviso de Educación de que los centros concertados podrían contratarlo con fondos públicos, explicó que "la mayor parte" decidió seguir con los equipos de la Consejería pero éstos se han achicado en 2 plazas y media. Y aseguró que, opuestamente a eso que ha dicho la Administración, "en la mayor parte de las situaciones" no se ha producido un incremento de la atención en los públicos, sino aun en ciertos se ha achicado.

Por su parte, Adsuar se ha referido a la "ocasión perdida" en las plantillas con los refuerzos incorporados por la pandemia. En la situacion de Cantabria, se ha retirado "todo el plantel plus" que se contrató y que era preciso antes del Covid, dijo. CCOO expone una bajada extendida de ratios socia a la variedad, o sea, que todo el alumnado con pretensiones concretas de acompañamiento educativo "cuente el doble" a efectos de ratio de sala.

También ha señalado la atención a los estudiantes con adversidades concretas de estudio, ya que este alumnado "no está asociado a ningún recurso preciso" de profesorado. Son "los enormes olvidados del sistema", los pequeños sin pretensiones educativas concretas pero que sí tienen adversidades como dislexia o retardo madurativo. CCOO solicita que este alumnado esté asociado a un recurso de un máximo de 12 estudiantes por cada instructor de pedagogía terapéutica y audición y lenguaje.

Además ha solicitado la dotación en todos y cada centro de un coordinador de confort y protección de la niñez, labor que en Cantabria ejercita el aparato directivo de cada instituto.

En lo que tiene relación a condiciones laborales, con relación al desarrollo de estabilización, Gutiérrez aseguró que "no es bastante" el número de plazas estructurales ofertadas por la Consejería para lograr el 8% de interinidad, que a su parecer "se quedará entre el 20 y el 25% en Cantabria con esas plazas".

Y Adsuar ha reivindicado la optimización de las condiciones laborales del profesorado, lastradas por la carencia de un estatuto enseñante. CCOO solicita la disminución de la carga laborable del profesorado y del horario de permanencia a 35 horas por semana; la restauración de la jubilación adelantada facultativa y también incentivada; la regulación concreta de la salud laboral enseñante; capacitación persistente; o carrera, por ejemplo cuestiones.

Ante todos estos sucesos, Sánchez ha solicitado el "deber político" de la Consejería de Educación con "la inversión precisa" para ejecutarlo, y en este sentido anunció que CCOO presentará enmiendas al capítulo 1 del presupuesto general de Educación --"las nóminas"--.

Más información

CCOO demanda 1.287 instructores mucho más en Cantabria para prosperar la atención al alumnado y las condiciones de los enseñantes