Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Cesan al coordinador del equipo de la EBAU de Cantabria tras errores en los exámenes.

Cesan al coordinador del equipo de la EBAU de Cantabria tras errores en los exámenes.

La comisión Mixta de la EBAU, formada por la Universidad de Cantabria (UC) y la Consejería de Educación y Formación Profesional, ha decidido reestructurar el equipo responsable de las pruebas de acceso a la universidad tras los errores en varios de los exámenes a los que se han enfrentado los alumnos esta semana. El primero en dejar el cargo será el coordinador general de la EBAU, Jaime Bonaechea, que ya lo ha puesto a disposición de la UC, pero la universidad le ha pedido que continúe hasta que termine todo el proceso, es decir, hasta después de que se celebren los exámenes de la convocatoria extraordinaria en el mes de julio.

El equipo responsable de la EBAU también decidirá si se sustituye a algún responsable más, ya que también hay un coordinador por cada materia. La vicerrectora de Estudiantes y Empleo de la UC, Marta García Lastra, ha comparecido ante los medios esta mañana acompañada por la directora general de Inspección Educativa del Gobierno de Cantabria, Mercedes García, coincidiendo con la celebración de la reunión de la Comisión Mixta de la EBAU, que ha comenzado a las 9.00 horas en el Edificio 'Tres Torres' del Campus de las Llamas.

La vicerrectora ha comenzado su intervención pidiendo disculpas por los errores que ha atribuido a las pruebas de tres materias: Historia de España, Latín y Lengua Castellana y Literatura. Esos tres son los que han sido analizados esta mañana por la Comisión, aunque ha señalado que en parte los fallos fueron resueltos "durante el desarrollo del examen", o el mismo día en el que se celebraron, tras reunirse por la tarde los coordinadores de la UC y de Secundaria y los vocales.

La vicerrectora ha transmitido un mensaje "de calma y de tranquilidad", asegurando que "el alumnado no va a tener ningún perjuicio por lo que ha sucedido" y aclarando que la EBAU es "un proceso que sigue abierto todavía", de modo que saldrán las notas provisionales el 16 junio, según lo previsto, y se abrirá el periodo de reclamaciones del día 19 al 21.

La UC no teme a las posibles peticiones de revisión o repetición de exámenes porque, como ha señalado García Lastra, las medidas que se han tomado "sin lugar a dudas van a evitar cualquier perjuicio para el estudiantado". Esas medidas que se han adoptado para paliar los errores en las pruebas han consistido en ampliar los tiempos para hacer los exámenes o eliminar preguntas, además de fijar unas pautas a la hora de corregir que ya se habrían trasladado a los encargados de esta tarea.

Así, según ha señalado tanto ella como la directora general de Inspección Educativa, ya se han dado soluciones a los errores en Latín e Historia y solo faltaría que la Comisión Mixta determine qué hacer en el caso de Lengua. En esta materia, se optó sobre la marcha por ampliar el tiempo para realizar el examen, pero hubo "algún grupo de estudiantes donde no se aplicó bien esta medida correctora", por lo que se debe actuar para que no se vean perjudicados.

Preguntada por si la causa de estos fallos es un problema de coordinación con los docentes de los institutos, García Lastra lo ha negado señalando que son "situaciones puntuales", ya que "normalmente hay reuniones de coordinación" entre las distintas partes. Además, ha señalado que la Comisión formada por UC y Consejería de Educación abordará cómo evitar este tipo de errores en próximas EBAU.

Desde la Consejería, la directora general de Inspección Educativa ha añadido que "habrá propuestas de mejora" tanto por su parte como por la de la universidad. "Hemos estado en contacto permanente desde que surgieron las primeras cuestiones", ha asegurado Mercedes García, que ha subrayado que Educación "ha transmitido la preocupación a la vicerrectora desde el primer momento".

Y aunque ha reconocido las "incidencias", ha tratado de restar importancia señalando que se concentran en las tres materias indicadas y que se han adoptado ya soluciones, faltando por analizar únicamente el caso de Lengua y Literatura. Además, García --que a preguntas de la prensa ha indicado que el Ministerio no se habría puesto en contacto con Educación para interesarse por lo ocurrido-- ha avanzado que se seguirá trabajando una vez acabe la convocatoria extraordinaria de la EBAU para mejorar la coordinación en los próximos años y así "dar tranquilidad y calma a toda la comunidad educativa".