• miércoles 28 de septiembre del 2022

Concepción Company recibe el premio UIMP definiéndose como una "obrera de la lengua"

img

Estudia su evolución histórica puesto que "lo único que nos define como humanos es que somos seres de sintaxis libre"

SANTANDER, 7 Jul.

La lingüista y filóloga Concepción Company Company ha recibido este jueves el XXXIV Premio Internacional Menéndez Pelayo y la Medalla de Honor de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) definiéndose como una "obrera de la lengua".

Company (La capital de españa, 1954), que ha resumido su larga tarea en "la investigación del español viejo y no tan viejo", es integrante de la Academia Mexicana de la Lengua y transporta décadas aprendiendo la sintaxis histórica y de qué forma sus ediciones detallan los avances sociales y culturales.

De hecho, ha señalado que "lo único que nos define como humanos es que somos seres de sintaxis libre" y que la aptitud de charlar una lengua es "lo que nos hace seres históricos", ya que es lo que deja ser "depositarios" de la civilización y la visión de todo el mundo.

Así, según dijo, su intención es "comprender mejor el el día de hoy intentando encontrar en los entresijos del ayer", ya que, si bien piensa que "en lo lingüístico somos muy conservadores, muy rácanos", la lengua está en una "incesante transformación indetectable, sin comienzo ni fin". Por ello se considera "una obrera de la filología, de la sintaxis y de la historia" que hizo aportaciones como entablar una metodología concreta para ver esa continuidad y cambio.

Y es que la lengua es algo "transversal" a la actividad diaria del humano. "Desde el instante en que nos levantamos hasta el momento en que nos acostamos, e inclusive en el momento en que soñamos, funcionamos con una lengua", ha señalado la estudiosa en su intervención tras agarrar el premio, antecedida por el directivo de la Real Academia Española, Santiago Muñoz Machado, que se ha solicitado de vocalizar su laudatio repasando su tarea en áreas de estudio como la teoría del cambio lingüístico, la sintaxis histórica del español, filología, variación lingüística y ecdótica.

En su alegato, Company ha reivindicado la relevancia de las instituciones, sin las que "no somos nada", o de las humanidades, "fundamentales para producir sociedades mucho más democráticas". También puso en valor la "espléndida" educación pública y tuvo un recuerdo a sus instructores de distintas etapas, que "plantaron la semilla" de lo que es en este momento.

Asimismo, Company ha incidido en ciertos "desafíos" a los que se ha debido combatir durante su trayectoria, como ingresar en espacios laborales académicos con mayoría masculina, que "por fortuna" cada vez es menor. "En algún momento he debido verbalizar que antes que ser mujer soy profesional. No deseo que me escojan por ser mujer, pues es un hecho biológico; pero no deseo que me excluyan por serlo, que es un hecho popular", ha sentenciado.

En este sentido, ha añadido que siempre y en todo momento emplea sus 2 apellidos, si bien sean iguales: "Me molesta que las mujeres desaparezcamos de la identidad de quienes procreamos".

La hispano-mexicana fue iniciativa por la Academia Mexicana de la Lengua para recibir este premio, que fue pensado para distinguir a personalidades resaltadas en el ámbito de la creación literaria o científica cuya obra redactada presentara una dimensión humanística con la capacidad de evocar hoy en día la figura de Menéndez Pelayo.

Al hilo, Company ha señalado que el galardón es un "reconocimiento a la filología", donde fue vanguardista el que da nombre al premio y a la UIMP, Marcelino Menéndez Pelayo. Igualmente, ha recordado a Eulalio Ferrer, constructor de este premio que le genera "enorme honor y orgullo" recibir.

El jurado escogió a esta lingüista de entre los aspirantes por "su excepcional y dilatada trayectoria humanística y una tarea incesante en la difusión de las humanidades", reflejada en sus múltiples estudios sobre lingüística del español y sus aproximaciones a la evolución histórica de la lengua de españa en América, de "enorme importancia y también encontronazo popular a los dos lados" del Atlántico.

En el acto de distribución participaron asimismo el rector y el secretario general de la UIMP, Carlos Andradas y José Carlos García Cabrero, respectivamente; la vicerrectora de Relaciones Institucionales y Programación de Actividades, Matilde Carlón; y el asesor encargado de EDP, patrocinador del premio, Miguel Mateos, entre otros muchos ayudantes.

Después de que el directivo de la Real Academia Española haya repasado la trayectoria y los reconocimientos conseguidos por Concepción Company, el rector ha reconocido que el premio de la UIMP es "una pequeña gota de agua en el riguroso mar de sus reconocimientos, pero deseamos que sea contaminante de amor" hacia la facultad y esta tierra.

Andradas, que ha reconocido la contrariedad de intervenir tras 2 "orfebres de nuestro idioma" --Company y Muñoz Machado--, ha complacido a la premiada la reivindicación que hizo del papel de la mujer, de las instituciones, de las humanidades y de la educación pública.

Y al hilo de su alegato, ha incidido en la relevancia del idioma, que "nos une, nos deja estar comunicados". Por ello, piensa que "entre los peores castigos que se le puede llevar a cabo a un individuo es retirarle la palabra", algo que "es intrínsecamente humano".

Más información

Concepción Company recibe el premio UIMP definiéndose como una "obrera de la lengua"