Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Crece un 14,4% las pernoctaciones extrahoteleras en Cantabria en mayo.

Crece un 14,4% las pernoctaciones extrahoteleras en Cantabria en mayo.

Las pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros (apartamentos, campings y alojamientos de turismo rural) de Cantabria alcanzaron en mayo las 199.904, lo que supone un aumento interanual del 14,4 por ciento, el doble que la media nacional (7,2%), según datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y por el Instituto Cántabro de Estadística (ICANE).

Este incremento de pernoctaciones extrahoteleras en el quinto mes del año se ha producido pese al descenso en el número de viajeros en estos alojamientos, con un total de 45.347, un 15,9% menos que en el mismo mes de 2022.

La gran mayoría fueron residentes en España, 30.328, frente a los 15.019 residentes en el extranjero. Sin embargo, la presencia de nacionales ha caído un 27,5% mientras ha crecido un 24,6% la de extranjeros.

De este modo, las pernoctaciones de residentes en España sumaron 157.181, un 4,1% más que en mayo de 2022, y las de extranjeros llegaron a 42.722, un 80,2% de incremento.

Del total de pernoctaciones, 28.156 se corresponden a apartamentos; 135.285 a campings; y 15.653 a casas rurales.

Destaca especialmente el crecimiento en las pernoctaciones en campings, que subieron un 41,1% con respecto al mismo mes del año pasado, y de las casas rurales, con un 13%. Sin embargo, en los apartamentos se redujeron un 4,,1%.

El grado de ocupación se disparó un 69,7% en los campings y subió un 9,4% en las casas rurales, mientras bajó un 6,5% en los apartamentos.

La estancia media en los alojamientos extrahoteleros fue de 4,41 días, lo que supone un repunte interanual del 36%. De hecho, se incremento en todos los alojamientos: un 48,7% en los campings, un 15,2% en las casas rurales y un 13,8% en los apartamentos.

En concreto, en mayo los apartamentos de la comunidad autónoma recibieron 8.146 turistas que generaron 28.156 pernoctaciones, con una estancia media de 3,4 días y un grado de ocupación del 31,4%.

Por los campings pasaron 19.202 viajeros que realizaron 135.285 pernoctaciones con una estancia media de 7,05 días y un grado de ocupación del 67,3%.

El turismo rural acogió 17.999 personas que generaron 36.463 pernoctaciones, con una estancia media de 2 días y un grado de ocupación del 15%. En concreto, las casas rurales albergaron a 6.439 viajeros que hicieron 15.653 pernoctaciones, lo que supuso un grado de ocupación del 14%, con una estancia media de 2,4 días.

Las pernoctaciones en alojamientos turísticos extrahoteleros españoles (apartamentos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues) se incrementaron un 13,8% en los cinco primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior y superaron las de los cinco primeros meses del año 2019, antes de la pandemia, según datos del INE.

Sólo en el mes de mayo las pernoctaciones en este tipo de alojamientos se elevaron hasta los 10,4 millones, frente a los 9,7 millones registrados en el mismo mes de 2022, superando también las del mismo periodo de 2019.

En tasa anual, las pernoctaciones crecieron en mayo un 7,2%, tras disminuir un 3,3% las de los residentes y aumentar un 14,6% las de los extranjeros, según datos provisionales de la Encuesta de Ocupación en alojamientos turísticos extrahoteleros (EOAT).

La estancia media el pasado mes de mayo se situó en 3,8 pernoctaciones por viajero.

Por lo que refiere a los precios estos crecieron en todos los tipos de alojamientos, registrándose el mayor incremento en los apartamentos, que aumentaron sus precios un 10,4% en mayo en tasa interanual. En el caso de los campings el aumento fue del 4,6% y en los alojamientos de turismo rural de un 6%.