Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Cuatro traficantes de drogas de Torrelavega se declaran culpables y reciben condenas que suman 14 años de prisión.

Cuatro traficantes de drogas de Torrelavega se declaran culpables y reciben condenas que suman 14 años de prisión.

En Santander, el día 14 de Mayo, los cuatro hombres acusados de traficar con drogas en Torrelavega han reconocido sus crímenes durante el juicio en la Audiencia Provincial de Cantabria. Han aceptado penas que suman un total de 14 años de cárcel y 350.000 euros, una cantidad significativamente menor a lo que había solicitado inicialmente el fiscal y muy por debajo de la multa cercana al millón de euros que se reclamaba antes del juicio.

El juicio se ha llevado a cabo en la Sección Primera con la conformidad de todas las partes involucradas, lo que significa que se dictará una sentencia en los términos acordados y se ha acordado la firmeza de la misma al comprometerse todos los acusados a no apelar el fallo.

Las penas de cárcel, en calidad de autores de un delito contra la salud pública por traficar con cocaína, marihuana, hachís y medicamentos, oscilan entre tres y cuatro años. Se ha tenido en cuenta la circunstancia atenuante de la drogadicción, ya que los acusados se ven afectados por el consumo de sustancias estupefacientes.

Además, se ha retirado el cargo de pertenencia a grupo criminal y se ha sustituido el delito de tráfico de medicamentos imputado a dos de los acusados por el delito contra la salud pública por el que todos han sido condenados.

Según la versión de los hechos presentada por la Fiscalía, los cuatro hombres operaban en la zona de Torrelavega entre 2019 y marzo de 2020, cuando fueron detenidos. Uno de ellos coordinaba las actividades y vendía personalmente los productos. Además, traficaba con medicamentos ilícitos y prohibidos.

Otro acusado se encargaba de proveer las sustancias estupefacientes y realizaba viajes para abastecerse. También se ocupaba de manipular y cuidar la droga, con la colaboración de un tercero acusado.

Por último, el cuarto acusado, residente en Madrid, actuaba como transportista y llevaba la droga desde Madrid, al mismo tiempo que transportaba de vuelta los medicamentos ilícitos mencionados.

Después de un año de investigaciones, la policía arrestó a dos de los acusados en plena transacción: uno de ellos llevaba consigo casi cuatro kilos de cocaína, mientras que el traficante de medicamentos le entregó "una buena cantidad" de los mismos.

Otro de los acusados, encargado de manipular y cuidar la droga, alertó a su colaborador para que "limpiara la guardería", es decir, el lugar donde guardaban las sustancias estupefacientes. Fue interceptado con sustancias de corte y otros elementos para preparar la droga.

En los registros a los domicilios de los acusados se encontraron drogas, medicamentos, sustancias de corte y elementos para la preparación de estupefacientes.

Las penas impuestas han sido diversas, con el primer acusado condenado a tres años y medio de cárcel y 30.932 euros de multa. El transportista recibió la misma pena de privación de libertad, pero con una multa de 319.380 euros. El encargado de manipular y guardar la droga fue condenado a cuatro años de cárcel y 816 euros de multa, mientras que su colaborador aceptó una pena de tres años de prisión.