• sábado 25 de marzo del 2023

Cultura desea hacer fundaciones público-privadas para la Biblioteca Menéndez Pelayo y el MAS

img

Los libros mucho más importantes de la biblioteca, que tenían detrás una ventana, se mojaron a consecuencia de la extinción del incendio

SANTANDER, 27 Sep.

La Dirección General de Cultura de Santander quiere impulsar la creación de rutas fundaciones público-privadas para el Museo de Arte de Santander (MAS) y la Biblioteca Menéndez Pelayo, en las que intervengan las gestiones, y que dejen una administración "ágil y correcta" del patrimonio de las dos instituciones.

Así lo ha adelantado el día de hoy el concejal de Cultura de Santander, Javier Ceruti, como "plan de futuro" para la "adecuada administración" de estos espacios, por el hecho de que, en la situacion de la biblioteca, ha subrayado que "no solo es que vuelva la compilación a un edificio conveniente, sino después haya personal preparado para su cuidado".

Y es que, aparte de que la convocatoria del puesto de directivo de la biblioteca está paralizada esperando de reportes, el aparato de hoy de está conformado por una estudiosa y una vigilante de seguridad, aparte de un restaurador contratado por obra. "Esa es la plantilla de la Menéndez Pelayo, que es la mayor joya familiar del Ayuntamiento de Santander", ha lamentado.

Ante esta situación, el edil ha pedido dejar de "desviar la atención hacia políticas estériles", en referencia a la polémica cerca de la actuación de los bomberos de Santander en el incendio del MAS, ocurrido en el mes de noviembre de 2017, y al informe de la compañía de patrimonio TSA, responsable de la custodia de los fondos de la Biblioteca de Menéndez Pelayo.

Según manifestó el pasado miércoles el Ayuntamiento, los reportes de los bomberos "contrarían" lo que afirma el elaborado por TSA, en el que se afirma que los libros mucho más importantes de Menéndez Pelayo --situada al lado del MAS-- se mojaron a consecuencia de las trabajos de extinción del incendio, con lo que el Consistorio anunció que solicitaría a la compañía que "corrija" su informe sobre el estado de conservación de exactamente los mismos, singularmente por lo que respecta a los daños derivados de las trabajos para la extinción del incendio.

Ceruti ha insistido el día de hoy, a cuestiones de la prensa, en lo que manifestó ayer tras la Comisión de Cultura, su "colosal agradecimiento a los bomberos pues salvaron la compilación".

"Absolutamente nadie les echa en cara responsabilidades en el estado de conservación pero obviamente debieron echar agua y que, según los profesionales, apareció en el ambiente", ha señalado.

Pero ha cuestionado si el inconveniente es que "apareciese agua en la extinción del incendio" o que "no se adoptasen medidas instantaneamente en el caso de haberse mojado algún libro o humectado excepcionalmente el ámbito". Porque, a su parecer, "está claro dónde hay que apuntar si hay que reclamar responsabilidades".

En cuanto a si TSA va a corregir su informe, como solicita el PP, Ceruti explicó que la directiva general mencionó con la compañía, que está "de enorme manera enfadada" por el hecho de que se ha "desviado artificialmente el foco de atención hacia una línea del informe que es tajante sobre que el inconveniente es de humedad persistente, que falta cuidado, que no se tuvo presente el inconveniente de la luz, no se han controlado las temperaturas ni la invasión de insectos que se comían la compilación".

En este sentido, el concejal ha subrayado que en Cultura "no le vamos a restar ni la mucho más mínima probabilidad al informe de TSA, como pienso que no lo realiza la previo concejala (Miriam Díaz), que solo desea que se corrija lo referido a los bomberos".

Y ha insistido en que los bomberos --"a lo destacado alguien aguardaba que apagaran el incendio soplando"-- "meritan un homenaje". Y que Cs "no va a eliminar ningún valor a TSA, que es el garante de la protección de la conservación de la compilación".

Respecto a eso que sucedió en el incendio, Ceruti ha subrayado que TSA fue contratada en 2019, un par de años después, en un trámite que inició Miriam Díaz (PP), su predecesora, con lo que su informe una parte de hechos que "le cuentan" y de los reportes.

Unos reportes que señalan que se rompió la vidriera de la biblioteca; que la compilación con los libros mucho más importantes, que está a 2 metros de la testera del edificio que ardió, no posee una pared detrás sino más bien una ventana "con una lámina de poliespán o afín" y que éstos se mojaron; y que en los sótanos --que distribuyen biblioteca y MAS-- se encontraba cayendo "abundante agua por los techos de la que han empleado los bomberos".

Igualmente señalan que se había juntado agua en tal galería del sótano, con la consiguiente humedad para la compilación, y que al día después del incendio se solicitaron máquinas de sacación.

También señalan que "en ningún caso se ha producido un vertido directo, no se ha producido entrada de agua de manera directa por medio de los muros, sino el inconveniente es la carencia de estanquidad de los muros, que termina realizando que penetre el agua, por la intervención de los bomberos, por la lluvia, con lo que sea".

"No cabe duda de que no hubo un refrescado pero en los reportes de profesionales que estaban en el instante del incendio charlan de volúmenes damnificados por el agua usada por los bomberos para la extinción del incendio del MAS", sin decir "de qué manera", ha señalado Ceruti.

Y ha insistido en que "es absurdo proponer que los bomberos tengan ninguna compromiso aquí por el hecho de que no iban a apagar el incendio soplando. Y menos mal que apagaron el incendio".

Todo ello revela, según el edil de Cs, que el edificio "no reunía las condiciones y que no se ha actuado hasta muy tarde para solucionar los inconvenientes que había".

En este sentido, ha señalado que el informe de TSA descubre los inconvenientes de falta de cuidado de la compilación y visto que entraba agua de forma incesante en el edificio, no solo a causa de la extinción del incendio.

Y ha remarcado que desde el instante en que esta compañía está encargada de la custodia de los fondos, la compilación está en mejores condiciones; una compilación que "transporta 80 años en estado crítico" y que solo volverá a la biblioteca en el momento en que ésta esté "en condiciones correctas".

Un desarrollo que va a ser "largo", ha advertido Ceruti, que ha recordado que las proyectos de restauración previstas con el Ministerio son "deficientes" y tienen que alterarse con el objetivo de salvaguardar apropiadamente un patrimonio que sobrepasa los 70 millones de euros.

Más información

Cultura desea hacer fundaciones público-privadas para la Biblioteca Menéndez Pelayo y el MAS