Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Desmantelada red de explotación sexual en Torrelavega con ramificaciones en varias comunidades autónomas.

Desmantelada red de explotación sexual en Torrelavega con ramificaciones en varias comunidades autónomas.

En Santander, la Policía Nacional ha llevado a cabo la liberación de cinco víctimas de un entramado criminal con base en Torrelavega, especializado en la trata de mujeres latinoamericanas para su explotación sexual en pisos de citas en ciudades como Santander, Valladolid y Avilés.

Esta organización obligaba a las mujeres a estar disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana, y debían solicitar permiso para bañarse o atender su higiene menstrual.

Las detenciones se han realizado en Cantabria, Madrid y Avilés, incluyendo a la principal responsable del grupo, que ya se encuentra en prisión provisional.

La investigación se inició tras la denuncia de una mujer que afirmaba ser víctima de trata de seres humanos con fines de explotación sexual en Cantabria.

Las víctimas eran reclutadas en sus países de origen bajo falsas ofertas de trabajo como webcammer en España, sin contacto directo con clientes, pero luego eran obligadas a ejercer la prostitución para saldar una ficticia deuda económica.

Una vez en España, las mujeres eran llevadas a pisos de citas donde les retiraban su pasaporte y se les informaba de la deuda contraída.

Las mujeres debían estar disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana, y debían pedir permiso para salir a la calle, atender a los clientes enfermas o con la menstruación, y pagar 100 euros semanales al entramado por los servicios ofrecidos.

La organización era la encargada de gestionar las solicitudes de los clientes y controlaba la duración y cantidad de los servicios prestados por las mujeres.

En el marco de esta operación, se han registrado cinco inmuebles en Cantabria, Valladolid y Avilés, incautando dinero en efectivo, cocaína, teléfonos móviles y documentación relacionada con la actividad ilegal.

Esta acción forma parte del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, que cuenta con una línea telefónica y un correo electrónico para denuncias anónimas y confidenciales de este tipo de delitos.