• martes 7 de febrero del 2023

Detienen a los pertenecientes de una red cibercriminal encargada de estafar a pequeñas y medianas empresas, ciertas de Cantabria

img

MÁLAGA/SANTANDER, 21 Ene.

La Guardia Civil, en el contexto de la operación firewood, han procedido a la detención en la ciudad de Malaga a los ocho pertenecientes de una organización cibercriminal, de ámbito en todo el mundo, encargada de la comisión de estafas mediante internet, de las que resultaban víctimas primordialmente pequeñas y medianas empresas.

Las compañías víctimas de los hechos están situadas, en Alicante, Barcelona, A Coruña, Cantabria, Gran Canaria, Granada, Ibiza, Palma de Mallorca, Lugo, Murcia, Segovia, Sevilla, Toledo, Valencia, Madrid, Valladolid y Zaragoza, tal como en Hungría --en esta estafa se usó como cebo una compañía Lugués-- y Rumanía.

El 'modus operandi' que empleaban era el llamado 'Business Email Compromise' o hurto de correo de compañía, del que del mismo modo resultó víctima un organismo oficial; más allá de que asimismo se detectaron otras estafas de las conocidas como 'nigerianas' a particulares como la estafa del amor, herencia del familiar lejano o del militar en misión en todo el mundo.

El importe de las estafas sobrepasan los 800.000 euros y pudieron ser bloqueadas 23 tienes un importe recuperado/negado que sobrepasa los 260.000 euros, según informó el centro armado en un aviso.

Los detenidos, todos habitantes en Málaga, se les imputan sendos delitos de organización criminal, delito continuado de estafa agravada, falsificación de documentos públicos y privados, hallazgo y revelación de misterios y blanqueo de capitales. Igualmente, uno habría quebrantado una condena ya que en el instante de su detención iba acompañado de una mujer con la que tenía en vigor una orden de alejamiento por crueldad de género. Así, 2 de ellos han ingresado en prisión.

La investigación dejó frustrar múltiples estafas antes que las víctimas tuviesen perseverancia de exactamente las mismas, contando para esto con el acompañamiento de la Guardia Civil de Málaga y la colaboración de Interpol, Europol, Mossos d'Esquadra y Cuerpo Nacional de Policía. La operación fue apuntada por el Juzgado de 1A. Inst. y también Instrucción número 1 de los de Mondoñedo (Lugo).

El 'modus operandi' usado por esta organización criminal se conoce como Fraude dirección de correo electrónico puesto en compromiso o por su acrónimo BEC del inglés Business Email Compromise. Es el que se frecuenta cometer contra pequeñas y medianas empresas, ya que no acostumbran a tener incorporados unos proyectos de ciberseguridad de prominente nivel.

En ellos, el ciberdelincuente suplanta entre las 2 compañías que efectúan la transacción, frecuentemente a la que demanda el pago a través de una factura proforma. Se trata de un género de estafa técnicamente complejo, de esta manera en el momento de efectuar exactamente el mismo los autores del hecho interceptan el correo de la referida compañía mudando la cuenta del banco donde efectuar los pagos, de forma que la transferencia sea efectuada a una cuenta dominada por la organización criminal.

Dependiendo del caso, consiguen remitir el correo con la cuenta corriente cambiada a la compañía pagadora, bien con exactamente la misma dirección de la compañía que demanda el cobro o usando una dirección de correo muy afín, al que agregan una letra igual a la previo, pasando de esta forma de forma fácil inadvertida.

Las fases de la perpetración de las estafas estaban de manera perfecta estructuradas; unos integrantes de la organización efectuaban los asaltos a las compañías, otros abrían cuentas presencialmente con documentación falsa, con fotografías propias o de terceras personas, que antes habían elaborado o comprado a terceros y una vez se recibían los capital de las víctimas en las cuentas, eran instantaneamente transferidos a otras para su posterior blanqueo.

Como consejo para eludir este género de hechos, la Guardia Civil sugiere que, en el instante de advertir un cambio de número de cuenta por la parte de alguna compañía con la que se tienen relaciones comerciales, efectuar una llamada telefónica para comprobar exactamente la misma.

Más información

Detienen a los pertenecientes de una red cibercriminal encargada de estafar a pequeñas y medianas empresas, ciertas de Cantabria