• domingo 26 de junio del 2022

El AMPA del IES Cantabria muestra recurso frente al Ayuntamiento contra la instalación de la estación de servicio

img

SANTANDER, 22 Jun.

La Asociación de Padres del IES Cantabria registró frente al Ayuntamiento de Santander un recurso de reposición pidiendo la suspensión de las licencias de la estación de servicio que se crea al lado del centro y la paralización instantánea de las proyectos.

"Las familias pensamos que tanto la licencia de obra como la licencia de actividad, las dos concedidas por la Alcaldía, son nulas de pleno derecho por incurrir en manifiesta ilegalidad, con lo que hemos registrado el recurso de reposición", explicó el día de hoy en un aviso el presidente del AMPA, Gabriel Moreno.

Los progenitores piden al Consistorio la suspensión de los efectos de las dos licencias tal como la instantánea paralización de la construcción de la estación de servicio y centro de lavado de automóviles.

Los progenitores quieren evitar que se edifique y entre en desempeño "una actividad tóxica, dañina y dañina" y el recurso de reposición les deja agotar la vía administrativa, forzando al Ayuntamiento de Santander a ofrecer contestación alentada y argumentada a su petición. En este sentido, Moreno ha recordado que el Consistorio tiene un mes para responder y, de no llevarlo a cabo, se aplica el silencio administrativo positivo y la petición se estimaría.

El representante explicó que, con esto, desean forzar al grupo de Gobierno "a que justifique técnica y judicialmente aquellas cuestiones que detectamos en el expediente que son, por lo menos, fundamento de impugnación y por lo tanto susceptibles de fundamentar la nulidad de la licencia de obra y de actividad".

Cuestiones como el "incumplimiento de las obligaciones legales de la comprobación ambiental sobre ocupaciones que tienen la posibilidad de generar peligros susceptibles de perjudicar a la gente según con la Ordenanza Municipal para el Control Ambiental de Instalaciones y Ocupaciones", ha señalado.

Además, a juicio del AMPA, las licencias incumplen la ordenanza en lo relativo al encontronazo ambiental acústico, puesto que en la opinión, asegura, "se ha omitido a vida de un centro educativo en la parcela colindante, no se ha aportado el estudio acústico, el cálculo de escenarios de estruendos realizado en el emprendimiento no contempla todos y cada uno de los puntos normativos y los escenarios de estruendos declarados sobrepasan los establecidos para áreas de centros enseñantes".

"La seguridad del alumnado en la acera de sendero el centro educativo, que será atravesada por la salida de la estación de servicio, es una de nuestras mayores intranquilidades; no obstante, el emprendimiento de la compañía no cree que vaya a acrecentar el tráfico en la región y no ha evaluado los efectos acumulativos y sinérgicos que tendrá para el tráfico la existencia de 4 estaciones de servicio en exactamente la misma calle, lo que es indignante", ha señalado el presidente del AMPA.

"El peligro sanitario de la estación de servicio tan próxima al centro educativo es otro razonamiento de bastante peso, tanto por los contaminantes que van a manar de nuestra gasolina, como el benceno o lindano, como por los propios gases y partículas que emiten los automóviles de combustión, NO2, PM2,5..., cuyos efectos negativos sobre la salud de la gente están mas que probados", ha continuado.

En este sentido, aseguró que no se han incluido las emisiones derivadas de la combustión de los automóviles que van a repostar, ni se han evaluado los efectos acumulativos y sinérgicos con las emisiones que desarrollan las tres estaciones de servicio que ya están en exactamente la misma calle.

El peligro de incendio, frente a una estación de servicio que no tendrá personal que provea el comburente, es otra de las "enormes amenazas para la seguridad del alumnado y profesorado del centro", que se arguye en el recurso en el que las familias solicitan la suspensión de los efectos de las licencias del Ayuntamiento y que determinaría la paralización de las proyectos y la no apertura de la actividad "que pone bajo riesgo la vida de las mucho más de 1.500 personas que asisten al IES Cantabria cada día".