• lunes 26 de septiembre del 2022

El conductor del incidente de Corbán recurre la condena al Supremo

img

El TSJC rechazó la apelación y ratificó la sentencia de la Audiencia de Cantabria, que le impuso una lástima de 5 años y 3 meses de prisión

SANTANDER, 12 Jun.

La defensa del conductor del incidente mortal en la rotonda de Corbán, en el que en verano de 2020 murieron 2 jóvenes, ha recurrido frente al Tribunal Supremo la condena, de cinco años y tres meses de prisión, impuesta por la Audiencia Provincial de Cantabria y que termina de ratificar el Tribunal Superior de Justicia de la red social.

El letrado del procesado anunció ahora la interposición del recurso casación frente al TS, tras el fallo de la Sala de lo Civil y Penal del TSJC que ha desechado la apelación ratificando de este modo la pena de prisión por 2 delitos de homicidio por imprudencia grave y contra la seguridad vial, por circular bajo los efectos del alcohol y a alta velocidad en el instante del siniestro.

Tuvo sitio el 26 de julio de 2020 por la tarde, en la rotonda de Corbán, y a consecuencia del mismo y de las graves lesiones sufridas murieron ámbas ocupantes del vehículo contra el que impactó el conductor culpado: una al día después y la otra prácticamente un mes después. Tenían 28 y 29 años.

El juicio se festejó el mes pasado de noviembre y los jueces del prominente tribunal cantabrio han ratificado, en una resolución notificada esta semana, la dictada en el tercer mes del año por la Sección Primera de la AP, que asimismo impuso al implicado la privación del derecho a conducir automóviles a motor a lo largo de nueve años, lo que en la práctica piensa la pérdida de vigencia del carnet.

El TSJC ha podido confirmar ese fallo, considerándole creador de los 2 convocados delitos de homicidio por imprudencia, en certamen con otro de conducción imprudente (circulaba entre los 2 carriles de la calzada en el instante del encontronazo), uno mucho más de exceso de agilidad (iba a 113 km por hora en una región limitada a 50 y en un tramo a 30 por ser área escolar) y un tercero de conducción bajo los efectos de alcohol.

Su letrado solicitaba en el recurso que fué rechazado que se le absolviera de los delitos de conducción imprudente, de conducción superando los límites de agilidad habituales y de conducción bajo la predominación de bebidas alcohólicas; y que se le condenara de forma exclusiva por 2 delitos de homicidio por imprudencia grave a la pena de un año de prisión por cada uno y a la de privación del permiso de conducir, asimismo un año por cada uno de ellos.

Además, pedía utilizar la atenuante de embriaguez al aludir a un "cambio de método" de la Audiencia cantabria respecto a sentencias precedentes similares con este aspecto. Y es que a juicio de esta parte, no existe prueba plena sobre la superación del límite de agilidad habitual ya que se ha contado con "puras experiencias" expresadas por los presentes, "probablemente influidas por el sonido del escape del automóvil", un Golf con un tubo de escape "cambiado y sobredimensionado".

Sin embargo, el TSJC ha rechazado las metas de la defensa basándose en nuestra declaración del encausado y los presentes, y pruebas periciales como el atestado de la Policía Local o el informe del aparato de reconstrucción de accidentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

Más información

El conductor del incidente de Corbán recurre la condena al Supremo