• sábado 01 de octubre del 2022

El curso va a tener 1.654 estudiantes menos, mucho más enseñantes y novedosas salas de un año y terapéuticas

img

Va a haber 501 sendas institucionales y "ninguna familia" va a pagar mucho más de 5,5 euros diarios por la utilización del comedor escolar

SANTANDER, 2 Sep.

El curso escolar comenzará en Cantabria el jueves próximo 8 de septiembre en Educación Infantil y Primaria y el día 9 en Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional, va a contar este año con un total de 87.133 estudiantes, 1.654 menos que en el previo (-1,8%), y 8.446 profesores y instructores, que más allá de que reducen en 34 con en comparación con ejercicio académico previo, suponen un incremento si se descuenta el refuerzo coyuntural por el Covid -que no va a haber en este momento-, y asimismo por la reducción de ratios y el incremento de enseñantes en FP.

Y es que tras tres años "realmente difíciles" marcados por la pandemia del coronavirus, el 2022-2023 va a ser de "mayor normalidad sanitaria" y se comenzará con la utilización obligación de la mascarilla en el transporte escolar como única regla vigente.

Por lo demás, luce por la app de los recientes currículos derivados de la LOMLOE en Infantil y los tutoriales impares del resto de etapas, el nuevo Bahillerato general que estrenarán 125 alumnos en diez de los 48 institutos de la red social autónoma, y 12 novedosas salas de un año en centros rurales. Estas últimas van a arrancar con 72 de las 98 plazas ofertadas cubiertas, y 4 de ellas van a ser exclusivas y el resto mixtas, asimismo con pequeños de un par de años (de las que hay 184 en 127 centros).

Cantabria asimismo tiene preparadas 2 salas de la unidad didáctica terapeútica, las dos situadas en el CEIP Jesús Cancio de Santander, para alumnado de entre seis y 16 años con problemas médicos mental. Las van a poder emplear en esos instantes en los que la evolución de sus trastornos lleve a cabo inviable la estancia en centros académicos ordinarios y no estén tampoco hospitalizados, con el propósito de que logren seguir su estudio.

Son ciertas "muchas noticias" del nuevo curso escolar que ha anunciado este viernes la consejera de Educación y Formación Profesional, Marina Lombó, en una rueda de prensa donde estuvo acompañada por integrantes de su aparato y donde ha esperado que los próximos meses se logren dedicar "en su integridad" a novedades en el ámbito educativo y a continuar continuando en la excelencia didáctica.

En su comparecencia frente a los medios, la titular del departamento asimismo ha subrayado la reducción de ratios de 25 a 20 en el segundo período de Educación Infantil, con lo que Cantabria se transforma en la primera red social autónoma en establecer esta disminución en todo el período de manera simultánea.

Además, se amplía el número de ayuntamientos adjudicatarios de la gratuidad del transporte educativo, asimismo en las etapas postobligatorias, Bachillerato y FP, incrementan las salas de Educación Especial en centros ordinarios y va a haber un aumento "histórico" de plazas en FP, con 765 de novedosa creación.

En relación a servicios complementarios, este curso van a funcionar en la zona 501 sendas de transporte escolar y 15.517 individuos previstos, que conllevarán un coste de prácticamente 17,5 millones, a los que existen que añadir 2 millones mucho más del programa de acompañantes, que van a llevar 273, atendiendo a la edad o especificaciones de los estudiantes, y en todo caso el cien% de aquellas en que es obligación, 4 mucho más que en el 2021-22. Esa suma piensa un gasto de sobra de 111.000 euros al día lectivo, según ha señalado la consejera.

Mientras, va a haber 131 comedores institucionales, 2 mucho más, en los CEIP Jesús Cancio y Vital Alsar de la ciudad más importante cantabria, y están previstos diez.200 comensales, de los que 5.500 van a tener derecho a la gratuidad total o parcial del servicio. Este año, debido al incremento del coste de la vida, la Consejería sumirá asimismo el aumento que logren tener repercusión las compañías adjudicatarias.

Y antes que comience el curso, publicará una resolución a fin de que "ninguna familia" pague mucho más de 5,5 euros diarios por la utilización del comedor escolar, que para todos los que no tengan ayudas totales o parciales va a suponer un precio máximo de 110 euros por mes. Esto quiere decir que la práctica integridad de los individuos van a pagar lo mismo o menos que el año pasado. Todo ello representará un gasto de por lo menos 2,9 millones, cien.000 euros mucho más.

Por su parte, el Banco de Recursos -de libros y otros materiales curriculares- va a contar en este nuevo ejercicio académico con unos 2,8 millones de Educación, para dar a los centros públicos y los concertados que lo piden cien euros por cada alumno de primero y segundo de principal y 30 por el resto, salvo en FP básica, donde se dan 50 euros por estudiante y otras salvedades. Esa cantidad que se ve complementada con aportaciones municipales (hay 29 municipios con convenios de colaboración).

Más información

El curso va a tener 1.654 estudiantes menos, mucho más enseñantes y novedosas salas de un año y terapéuticas