Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

El desempleo en Cantabria disminuye considerablemente en el año 2023, convirtiéndose en la cuarta región con mayor generación de empleo.

El desempleo en Cantabria disminuye considerablemente en el año 2023, convirtiéndose en la cuarta región con mayor generación de empleo.

En Cantabria, el paro ha disminuido en 7,400 personas durante el año 2023, alcanzando un total de 20,700 desempleados al final del cuarto trimestre. Esto representa una reducción del 26.4% en comparación con el año anterior, lo que convierte a esta comunidad en la que experimentó la mayor disminución del desempleo en todo el país. Además, se crearon 11,900 empleos, lo que supone un aumento del 4.8%, colocando a Cantabria como la cuarta región con mayor incremento de ocupados. Asimismo, el número de personas activas en el mercado laboral aumentó en 4,400, lo que equivale a un 1.6%.

Durante el último trimestre del año, el número de desempleados en Cantabria se redujo en 400 personas, lo que representa un descenso del 1.67% en comparación con el trimestre anterior, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) a través de la Encuesta de Población Activa (EPA).

Con esta disminución del desempleo en el periodo de octubre a diciembre de 2023, Cantabria ha acumulado ya cuatro trimestres consecutivos de descensos en el desempleo. Además, la tasa de paro se sitúa en un 7.4%, lo que la convierte en la cifra más baja en un cuarto trimestre desde 2007 y la segunda más reducida entre todas las comunidades autónomas, solo por detrás del País Vasco que registra un 6.33%. En comparación, la tasa de paro a nivel nacional es del 11.76%.

Según los registros del INE, en Cantabria el desempleo ha aumentado en la mayoría de los cuartos trimestres (16 ocasiones) desde que se inició la serie, mientras que ha disminuido en solo 6 ocasiones. El descenso del último trimestre es el más moderado registrado hasta la fecha.

Para ser más precisos, durante el cuarto trimestre se destruyeron 4,300 puestos de trabajo en Cantabria, lo que representa un aumento del 1.6% en comparación con el trimestre anterior. A pesar de esta disminución, el número total de ocupados llegó a 255,800 personas, lo que supone la cifra más alta en un cuarto trimestre desde 2008.

Asimismo, el número de personas activas en el mercado laboral al finalizar el cuarto trimestre fue de 276,500, lo que representa una disminución de 4,700 personas en los últimos tres meses, equivalente a un 1.66%.

La tasa de actividad en Cantabria cerró el año 2023 con un 54.68%, siendo la tercera más baja entre todas las comunidades autónomas, solo por delante de Castilla y León (54.59%) y Galicia (53.19%). Además, está 4.3 puntos por debajo de la media nacional que es del 58.99%.

En relación al desempleo por género, durante el cuarto trimestre se registró una disminución de 200 mujeres desempleadas (-1.6%), mientras que el desempleo masculino se redujo en 100 personas (-1.1%). De esta manera, el número de mujeres desempleadas se situó en 11,700, con una tasa de paro femenino del 8.8%. Por su parte, 9,000 hombres se encontraban desempleados al finalizar el trimestre, con una tasa de paro masculino del 6.2%.

En cuanto a los jóvenes, el número de personas menores de 25 años desempleadas en Cantabria se redujo en 100 durante los últimos tres meses, situando la tasa de desempleo juvenil en un 21.9%.

Según el INE, durante el cuarto trimestre se produjo una disminución de 1,100 personas con contrato indefinido en la región, mientras que el número de personas con contrato temporal se redujo en 1,700. En total, el número de asalariados ascendió a 217,200 personas, de las cuales 184,400 tenían contrato indefinido (84.9%) y 32,800 tenían contrato temporal (15.1%).

En cuanto al sector público y privado, el sector público generó 1,700 puestos de trabajo en Cantabria, lo que representa un aumento del 3.6% y un total de 48,900 ocupados. Por otro lado, el sector privado destruyó 6,000 puestos de trabajo, lo que supone un descenso del 2.8% y un total de 206,900 ocupados.

En cuanto a las horas trabajadas, el número de ocupados a tiempo completo se redujo en 5,900 personas durante el cuarto trimestre (-2.5%), llegando a un total de 223,200 ocupados. Por otro lado, el número de asalariados a tiempo parcial aumentó en 1,600 personas (+5.1%), alcanzando un total de 32,700 personas.

En relación a la distribución del desempleo por sectores, el número de parados disminuyó en el sector de la Construcción (-33.3%), mientras que aumentó en el sector de Servicios (+8.9%). El sector de la Industria se mantuvo sin cambios (0%).

En cuanto al crecimiento del desempleo, las comunidades autónomas que registraron los mayores aumentos fueron Baleares (+33,600), Comunitat Valenciana (+22,900) y Cataluña (+20,900), mientras que Andalucía, Madrid y País Vasco fueron las que experimentaron los menores crecimientos, con descensos de 50,800, 25,800 y 21,100 respectivamente.

En cuanto a la creación de empleo, las comunidades que más empleo generaron fueron Madrid (+67,600), País Vasco (+22,200) y Canarias (+19,100). Por otro lado, Baleares, Comunitat Valenciana y Castilla-La Mancha fueron las comunidades que registraron mayores pérdidas de empleo, con 94,400, 20,600 y 10,900 empleos menos respectivamente.