• miércoles 28 de septiembre del 2022

El exministro Piqué duda de los "impuestos expepcionales" de Sánchez y "echa de menos" reformas estructurales

img

Piensa que que España debe explotar su próxima Presidencia de la UE para "resituar a América Latina en la agenda europea"

SANTANDER, 13 Jul.

El economista y exministro Josep Piqué puso en duda los "impuestos expepcionales" a la banca y a las compañías energéticas anunciados por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su intervención de ayer, martes, en la primera día del Debate del Estado de la Nación, donde "echó de menos" que éste propusiera las "reformas estructurales" que España "prosigue necesitando".

Así lo dijo, a cuestiones de los medios, en afirmaciones efectuadas en Santander, donde Piqué, que hoy en día es presidente de la Fundación Iberoamericana Empresarial (FIE), está participando en el VII Encuentro de Empresas Multilatinas, en la programación de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Piqué aseguró que "le semeja bien que se hagan sacrificios a fin de que los campos mucho más damnificados por la crisis o la inflación tengan algún género de alivio" pero piensa que financiarlos con impuestos de carácter increíble "tiene la posibilidad de tener sus inconvenientes" por el hecho de que, entre otras muchas cosas, "perjudica a la seguridad jurídica y a la seguridad de los inversores", algo que "se debe tener muy presente".

Piqué ha lamentado que Sánchez no propusiera en su exposición en el Debate de reformas estructurales que, a su juicio, se necesitan, como la tributaria, la didáctica, o medidas que profundicen la del mercado de trabajo, en el momento en que, según dijo, sería "bien interesante y muy favorable" que se pusiesen sobre la mesa.

Además, piensa que para abordarlas, "en lo posible", se tienen que buscar "acuerdos" por el hecho de que, según ha señalado, la "indecisión" y la presente coyuntura económica "va a perdurar tiempo" y, por consiguiente, piensa que "necesitan planteamientos que vayan mucho más alla de una legislatura o de un gobierno preciso y tengan rigidez y solidez mas allí de la alternancia política".

"España, exactamente la misma América Latina, prosigue necesitando reformas estructurales", ha señalado Piqué, que hoy día es presidente de la Fundación Iberoamericana Empresarial (FIE).

Piqué ha señalado que América Latina y Europa pasan "una situación de enorme manera complicada y bien difícil" que necesitan, a su juicio, tomar "resoluciones muy serias" sobre estas "de forma permanente atentos" reformas estructurales tal como sobre políticas monetarias o fiscales.

Ha señalado que el presente ámbito es "de indecisión" no solo derivado de la guerra en Ucrania sino más bien de los efectos de la pandemia, que todavía prosiguen y piensa que "probablemente" persitirán a lo largo de "un cierto tiempo".

"Son ocasiones recientes que fuerzan a meditar con determinada singularidad y alguna apertura de miras por el hecho de que frente ocasiones inusuales, probablemente asimismo hay que tomar medidas inusuales", aseguró.

Respecto a Estados Unidos, piensa que la situación es "muy distinta" que en Europa y piensa que el Viejo Continente está en una situación "considerablemente más enclenque y vulnerable" tanto por su dependencia energética --que no posee EE.UU-- como por las especificaciones de su inflación.

A su juicio, la "prueba" de la diferente situación de Europa y Estados Unidos es la evolución en el género de cambio de la moneda, donde "todo apunta" a que "por vez primera prácticamente desde el origen del euro, estará bajo el dólar".

Todo esto, según ha argumentado perjudica a los países de América Latina, que tiene su deuda nominada en dólares estadounidenses y, por consiguiente, "un dólar fuerte les complica la vida en el momento de devolver la deuda y ganar margen para políticas fiscales".

Además de esta cuestión, que a juicio de Piqué forma una "parte fudamental" del inconveniente al que se encara América Latina, hay otra, que es la "situación institucional y política que viene derivada, en términos en general, la desaparición del sistema de partidos habituales" y su substitución por "presidentes que comunmente parten de interfaces de carácter personal y que no acostumbran a tener mayoría parlamentaria", lo que "hace difícil de enorme manera llevar a cabo cualquier clase de reforma" de las que se necesitan.

Ante la "situación política y económica tan dificultosa" que atraviesa, según Piqué, América Latina, el exministro y presidente de la FIE ha subrayado la necesidad de que se articulen mecanismos externos para contribuir a los gobiernos de esos países en inconvenientes.

"Hay que meditar de qué manera usamos los instrumentos multilaterales para asistir", dijo Piqué que, en ese sentido, ha señalado la relevancia de que Europa y Estados "coordinen" sus políticas en ese sentido y asimismo ha destacado el papel que en esa asistencia tienen que jugar instituciones como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional.

Piqué ha subrayado la "compromiso" que tiene España en que América Latina esté en la "agenda europea", algo que, a su juicio, "tristemente" en este momento no sucede.

"Debemos ser realmente siendo conscientes de que América Latina le coge lejísimos a la mayor parte de los países de europa. Los países norteños y de Europa central están considerablemente más preocupados de los inconvenientes del este que del sur, si bien algo hemos adelantado", dijo.

Así, piensa que España debe explotar su próxima Presidencia de la UE, en el segundo semestre de 2023, para "regresar a resituar Latinoamérica en la agenda europea", algo que, a su juicio, es "mucho más preciso que jamás".

Piqué ha insistido en que, en un instante en que se están "reconfigurando las cadenas globales de valor", "poner a América Latina en la agenda europea es muy importante" por su poderío en temas de minerales.

Así, ha recordado que América Latina es un "productor y exportador fundamental" de cobre y agrupa asimismo un 60 por ciento de las reservas mundiales de litio, un factor que se convirtió en "algo totalmente estratégico". "Eso hay que trabajarlo pues si no vamos a depender de países que no tenemos la posibilidad de confiarnos completamente", ha señalado.

Más información

El exministro Piqué duda de los "impuestos expepcionales" de Sánchez y "echa de menos" reformas estructurales