• domingo 5 de febrero del 2023

El G-9 solicita un "deber claro" de financiación a las universidades antes de aprobar la LOSU

img

SANTANDER, 11 Ene.

El Grupo 9 de Universidades (G-9) mostró este miércoles en Santander su "preocupación" por la "deficiente" financiación para las universidades públicas españolas que recopila el boceto del anteproyecto de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU), que va a entrar en vigor en 2023, y ha pedido que se formalice un "deber claro" de mayor financiación antes de su aprobación.

"Ese deber no solo no se ha reforzado a lo largo de la tramitación, sino el articulado que charla de ese deber en los últimos bocetos está precisamente descafeinado", ha movido en rueda de prensa el rector de la Universidad de Cantabria (UC) y presidente entrante del G-9, Ángel Pazos, con ocasión de la Asamblea general de rectores del Grupo 9 de Universidades que se ha festejado en el Paraninfo de la UC.

El rector de la UC ha señalado que los escenarios de financiación para la facultad pública de españa "no va acompasado" con las "demandas que deben llevar a cabo" y "lo que se estima de ellas".

"No observamos ahora mismo que haya ese deber, solicitamos formalmente que antes de la aprobación de la ley permanezca ese deber claro que deje el aumento de financiación que precisan las universidades", dijo Pazos, que ha apostillado que el boceto del anteproyecto "sí que contempla una sucesión de medidas" que "van a terminar provocando un aumento de necesidad presupuestaria para las universidades".

En la rueda de prensa Pazos estuvo acompañado del rector en funcionalidades de la Universidad de Extremadura y presidente saliente del G-9, Antonio Noble; y el rector de la Universidad de Murcia, José Luján.

En exactamente la misma línea, el rector de Murcia indicó que la base presupuestaria de financiación que contempla la novedosa ley es "clarísimamente deficiente" a fin de que las universidades públicas logren realizar su función al servicio de la sociedad.

Por otra sección, a lo largo de la reunión el G-9 asimismo ha abordado otras caracteristicas como el traspaso de presidencia del Grupo, que es semestral, de la Universidad de Extremadura a la UC, tal como la incorporación de la Universidad de Murcia como facultad adscrita al G-9, asociación formada por las universidades públicas españolas que son únicas en sus respectivas comunidades autónomas.

En este sentido, Luján ha complacido la "generosidad" del conjunto, al comprender la "singularidad" de la Universidad de Murcia, cuyo campus se segregó con la creación de la Universidad Politécnica de Cartagena y han paseo mucho más de 20 años "en soledad"; y ha señalado su relevancia "para enfrentar desafíos que ahora mismo son vitales para el Sistema Universitario Español", ha señalado.

También se ha firmado un convenio de cooperación para tutoriales y ocupaciones de extensión universitaria y que, así mismo, se reconozcan a los alumnos los créditos logrados en una cualquiera de las universidades del conjunto.

Asimismo, el G-9 ha adelantado en el boceto del convenio para hacer más simple la movilidad del personal administrativo y de servicios entre las universidades pertenecientes.

Finalmente, el Grupo intentó otros temas como el Campus Digital Compartido, que deja que personas de todas y cada una de las universidades accedan a tutoriales en línea de capacitación.

El G-9 está compuesto por las universidades públicas de Cantabria, Castilla La Mancha, Extremadura, Islas Baleares, La Rioja, Oviedo, País Vasco, Navarra y Zaragoza, y la de Murcia como adscrita.

Más información

El G-9 solicita un "deber claro" de financiación a las universidades antes de aprobar la LOSU