Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

El Gobierno de Cantabria alivia la deuda en 10,3 millones por ayudas a la rehabilitación.

El Gobierno de Cantabria alivia la deuda en 10,3 millones por ayudas a la rehabilitación.

El Gobierno de Cantabria ha realizado una asignación de 10,3 millones de euros para saldar deudas pendientes de ayudas a la rehabilitación de viviendas, reduciendo así el agujero financiero detectado en el plan estatal a un total de 28,3 millones de euros.

El partido Popular ha logrado rebajar esta deuda en un 35 por ciento en un lapso de diez meses, a un promedio de un millón de euros al mes. El consejero de Fomento, Roberto Media, resaltó esta gestión en una rueda de prensa junto al titular de Economía, Luis Ángel Agüeros, explicando que los fondos para pagar las subvenciones provienen de partidas de gastos corrientes y otras que no se han ejecutado.

De los 10,3 millones asignados, la mitad ya ha sido abonada a los beneficiarios y la otra mitad se pagará en los próximos días. El resto de la deuda se irá saldando a lo largo de la legislatura, siguiendo un orden de prioridad establecido según las solicitudes.

El compromiso del equipo de María José Sáenz de Buruaga es cumplir con estas obligaciones, luego de la gestión considerada desastrosa por el anterior gobierno bipartito. El agujero en el pago de las ayudas a la rehabilitación ascendía a 97 millones, distribuidos en dos programas diferentes.

Ante esta situación, el Gobierno se ha comprometido a resolver parte de la deuda con recursos propios, implementando un plan de pagos realista y creíble. El objetivo es garantizar el pago de las ayudas a todos los propietarios afectados, según destacó Media.

El esfuerzo financiero realizado por la administración actual ha sido considerable, equiparando el agujero financiero del plan estatal con el presupuesto asignado para la Dirección General de Vivienda. En el caso de los fondos europeos, la situación es más compleja ya que no habrá más financiación hasta finales de 2025.

Para afrontar esta situación, se han destinado recursos adicionales para ir saldando paulatinamente la deuda pendiente. En total, se han asignado 10,3 millones y se destinarán otros 4 millones, dejando una deuda pendiente de 18 millones del plan estatal.

El Gobierno de Cantabria confía en el compromiso del Estado para resolver esta situación y está en conversaciones con el Director General de Vivienda y Suelo del gobierno central. Si la Unión Europea abre otro programa de rehabilitación en el futuro, Cantabria será la primera en solicitarlo para beneficiar a las miles de familias afectadas.

El origen del problema se remonta a la gestión de los programas de ayudas a la rehabilitación en la legislatura anterior, donde se permitió a los propietarios seguir presentando solicitudes a pesar de haberse agotado los fondos asignados. Esta situación ha llevado al Gobierno actual a implementar medidas para resolver los expedientes pendientes y garantizar el pago de las ayudas solicitadas por los ciudadanos afectados.