Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

El Gobierno invierte 8,6 millones en siete industrias cántabras para paliar los gastos de gas.

El Gobierno invierte 8,6 millones en siete industrias cántabras para paliar los gastos de gas.

El Gobierno central destina 8,6 millones de euros a siete instalaciones industriales de Cantabria para compensar los costes adicionales del aumento de precios del gas natural durante el año 2022. Estas ayudas forman parte del Marco Temporal de Crisis y Transición de la Comisión Europea, y se enmarcan en el compromiso del Ejecutivo con las empresas gasintensivas para mantener su actividad productiva.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha publicado la propuesta de resolución provisional de estas ayudas, que beneficiarán a un total de 447 instalaciones industriales en toda España. El presupuesto asignado, de 450 millones de euros, cubrirá más del 72% de la ayuda máxima permitida según la normativa europea.

Estas ayudas están destinadas a compensar los costes adicionales derivados del aumento excepcional de los precios del gas natural durante 2022 para los consumidores industriales o sectores intensivos en consumo de gas natural. Las empresas privadas, sin pertenecer al sector público, y los titulares de instalaciones industriales han sido elegibles para acogerse a estas ayudas.

Además, el Ministero de Industria, Comercio y Turismo también ha publicado una propuesta de resolución provisional para el mecanismo de compensación de cargos imputables por la financiación de la retribución específica a renovables y cogeneración de alta eficiencia, así como la financiación adicional en los territorios no peninsulares. En este caso, las empresas electrointensivas podrían recibir una ayuda de 31 millones de euros.

Estas ayudas coinciden con la próxima convocatoria de la primera línea de ayudas del PERTE de Descarbonización, que contará con una inversión pública de 1.000 millones de euros, de un total de más de 3.100 millones de euros previstos. El objetivo de este PERTE es financiar las inversiones necesarias para mejorar la eficiencia energética del sector, acompañando en su proceso de transformación ecológica sin causar interrupciones.

Se estima que el PERTE permitirá una inversión total de hasta 11.800 millones de euros, incrementando la competitividad del sector en un 10%, generando alrededor de 8.000 empleos y reduciendo las emisiones de CO2 en hasta 13 millones de toneladas al año.