Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

El Gobierno refuerza la vigilancia en Cantabria con mayor despliegue de recursos.

El Gobierno refuerza la vigilancia en Cantabria con mayor despliegue de recursos.

El Ministerio de Transición Ecológica del Gobierno de España ha puesto a disposición de la comunidad de Cantabria más medios humanos y técnicos para reforzar las tareas de vigilancia y recogida de pélets, los restos de microplásticos, que han aparecido en la región. Esta iniciativa se lleva a cabo a raíz de la solicitud de ayuda realizada por el Gobierno regional.

En respuesta a esta solicitud, el Ministerio ha desplegado diez nuevos efectivos de Tragsa, los cuales se suman a los ocho técnicos de la Demarcación de Costas que ya estaban colaborando con el Servicio de Protección Civil y Emergencias del Gobierno de Cantabria. Hasta ahora, los agentes medioambientales del Ministerio han detectado la presencia de pélets en 15 playas de Cantabria.

Además de los 18 efectivos que realizarán labores en tierra, el Ministerio también ha dispuesto de un dron para sobrevolar la costa en búsqueda de microplásticos. Aunque el Gobierno de Cantabria había solicitado cinco de estos aparatos, Transición Ecológica considera apropiado evaluar los resultados obtenidos con el dron antes de adquirir más unidades. Asimismo, el helicóptero de Salvamento Marítimo Helimer 211 ha llevado a cabo vuelos a lo largo de la costa sin obtener resultados positivos.

Por otro lado, el Gobierno de España, a través de Salvamento Marítimo, ha puesto a disposición del Gobierno de Cantabria tres lanchas Salvamar y dos remolcadores, así como personal y otros recursos para colaborar en la limpieza de la costa afectada.

Eugenia Gómez de Diego, delegada del Gobierno en Cantabria, ha destacado la rapidez con la que el Ministerio de Transición Ecológica ha respondido a la demanda de ayuda, proporcionando más recursos y medios en menos de 24 horas. Gómez de Diego también ha expresado su deseo de que los esfuerzos coordinados logren mitigar cualquier impacto negativo en el entorno natural y los ecosistemas marinos de Cantabria.