• domingo 25 de septiembre del 2022

El informe del Consejo Escolar sobre igualdad no comprueba adelantos "significativos" en los centros académicos

img

Hay enfrentamientos por negacionismo del machismo y la crueldad de género

SANTANDER, 28 Jun.

El Informe de Igualdad y Prevención de Violencia de Género en el Sistema Educativo no Universitario de Cantabria del pasado curso 2020-2021, elaborado por el Consejo Escolar regional, no comprueba "adelantos significativos" en estas materias con en comparación con curso previo, más allá de que sí se han producido ciertas "actualizaciones", como que hay mucho más mujeres en los equipos directivos y mucho más proyectos de coeducación y proyectos de igualdad en los centros.

Sin embargo, no hay "adelantos significativos" en la planificación de la Consejería de Educación, que no construyó la Unidad Técnica de Igualdad, ni ha elaborado los proyectos bienales de coeducación, ni documentos ni métodos o proposiciones liderados a la inclusión del contenido coeducativo en los proyectos y proyectos de centro.

Además, en lo relativo a las familias, no se han convocado ayudas concretas para las AMPA para extraescolares con visión de género y no se han establecido medidas para hacer más simple la conciliación en los centros ampliando los horarios de apertura sin costo, en especial en los meses de junio y septiembre, por servirnos de un ejemplo.

Son ciertas primordiales conclusiones del informe, aprobado unánimemente el Pleno del Consejo Escolar, que se elevará al Consejo de la Mujer y al Parlamento de Cantabria para su conocimiento, y que el día de hoy ha anunciado en rueda de prensa presidenta de la Comisión de Igualdad del Consejo, que ha elaborado el archivo, Miriam Gómez; acompañada por la vicepresidenta de FAPA Cantabria, Leticia Cardenal; y la presidenta de CONCAPA, Mónica Haro.

El archivo apunta que la promoción de la visión de género y de la igualdad debería abordarse de forma transversal en los currículos de todas y cada una de las áreas, materias, escenarios académicos y enseñanzas, pero en la revisión efectuada el curso pasado no era de esta forma en la mayor parte de las áreas, escenarios, materias y ciclos. "Este curso no hay normativa novedosa, con lo que prosigue sin estar actualizado".

Gómez, que indicó que el informe es resultado de un cuestionario que se hizo llegar a todos y cada uno de los causantes de igualdad de los centros con una "participación muy alta", indicó que el archivo recopila contenido nuevo con en comparación con previo por el hecho de que era "una preocupación" de la red social didáctica o de la Dirección General de Igualdad y Mujer, como la existencia de negacionismo o neomachismos en los centros institucionales.

En este sentido, ha precisado que en el 9% de las situaciones, los centros han reconocido que hay algún género de enfrentamiento por negacionismo de la desigualdad y del machismo --principalmente, y referido a la negativa a formar parte en ocupaciones de los centros para impedir la crueldad-- o de la crueldad de género. Este porcentaje se acerca al que existe en todo el país y el último informe de Save the Clindren, que recopila un repunte de crueldad de género entre los 14 y los 18 años.

Otra de las conclusiones del informe es que la enorme mayoría de los centros, mucho más del 90%, no tiene programas concretos ni de detección ni de intervención en casos de crueldad de género en nuestro instituto; y asimismo, que no existe normativa actualizada relacionada con la igualdad y prevención de la crueldad de género.

Además, la información de protocolos, proyectos y programas no llega apropiadamente a la toda la red social didáctica; no todos y cada uno de los centros tienen programas de igualdad; y quedan varios centros donde no se ha inspeccionado ni conveniente los materiales educativos y curriculares con visión de género y la enorme mayoría no contempla llevarlo a cabo.

Con todo, Gómez ha señalado que en la "vida habitual" de los centros hay ocupaciones similares con la igualdad y, en especial, en datas importantes como el 8 de marzo.

Por otra sección, Gómez ha denunciado que las comunidades hacen "un flaco favor a hallar una sociedad mucho más justa". En este sentido, se ha referido a las "adversidades" que tienen las familias para administrar las comunidades, que es un trabajo que se puede realizar desde los centros académicos, "hacer más simple a las familias herramientas para enfrentar esta presencia de las comunidades tan invasiva", dijo.

Al respecto, ha apuntado que las comunidades están propagando una cultura "que se esta imponiendo" y que niega el machismo, que es la causa final de la crueldad de género. "O sea de toda la sociedad, todos debemos trabajar a fin de que esto no ocurra y contrarrestar esa presencia en las comunidades y medios", ha remarcado.

Al hilo, Cardenal ha considerado que los "máximos causantes son los políticos", apuntado que algún partido "desea retroceder y denostar a la mujer", lo que está influyendo en los jóvenes.

Además, expresó su preocupación por el hecho de que los causantes de igualdad de los centros no tengan capacitación "concreta", lo que "es función de la Administración". Como asimismo adecuar los materiales y equipamientos de los centros, que en la mayor parte de casos "es mucho más cuestión de intención que de dinero", como en la situacion de los institutos cuyo patio de juegos solo tiene una portería.

Finalmente, desde la Comisión de Igualdad del Consejo Escolar han defendido la necesidad de hacer una Comisión de Igualdad en todos y cada uno de los centros académicos y en denunciar la "falta de elementos".

Más información

El informe del Consejo Escolar sobre igualdad no comprueba adelantos "significativos" en los centros académicos