Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

El IPC en Cantabria aumenta en junio y se alcanza una tasa interanual del 2,3%.

El IPC en Cantabria aumenta en junio y se alcanza una tasa interanual del 2,3%.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) en Cantabria subió un 2,3% en junio respecto al año anterior, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Esto representa una disminución de 1,2 puntos en comparación con la tasa interanual registrada en mayo (3,5%) y una superación de cuatro décimas en relación a la tasa media en España, que fue del 1,9%.

En Cantabria, la tasa de subida fue del 0,7% en comparación con mayo, una décima más alta que el conjunto de España. En términos interanuales, los alimentos y bebidas no alcohólicas tuvieron el mayor aumento en Cantabria, mientras que en relación con el mes anterior el sector del ocio y la cultura experimentó el mayor crecimiento.

Por otro lado, los sectores de vivienda y transporte presentaron los mayores descensos en comparación con el año anterior. En relación a mayo, los descensos más notables fueron en vestido y calzado, comunicaciones, bebidas alcohólicas y tabaco.

En Cantabria, los precios subieron en todos los sectores excepto en vivienda (-11,9%) y transporte (-9%). Los alimentos y bebidas no alcohólicas tuvieron el mayor incremento interanual del 12%, seguidos por las bebidas alcohólicas y tabaco con un 8,6%.

En comparación con mayo, los precios solo bajaron en vestido y calzado, bebidas alcohólicas y tabaco, y comunicaciones. Los mayores incrementos se observaron en ocio y cultura, otros, hoteles, cafés y restaurantes, vivienda, alimentos y bebidas no alcohólicas, menaje y medicina.

En la primera mitad del año, los precios en Cantabria subieron un 2,6%. Los sectores más afectados fueron hoteles, cafés y restaurantes, comunicaciones, alimentos y bebidas no alcohólicas, otros, bebidas alcohólicas y tabaco, transporte y ocio y cultura.

En España, el IPC aumentó un 0,6% en junio en comparación con el mes anterior, y la tasa interanual se redujo a un 1,9%. Las principales causas de esta moderación fueron los precios de los carburantes, la electricidad y los alimentos y bebidas no alcohólicas.

Estos datos confirman una tendencia a la baja en la inflación en España durante los últimos dos meses. Según el Instituto Nacional de Estadística, esto se debe a la menor subida de los precios de los carburantes y a la reducción en los precios de alimentos como las frutas, el pan y cereales, y la carne, legumbres y hortalizas.

La inflación subyacente, que excluye alimentos no elaborados y productos energéticos, también disminuyó a un 5,9%, situándose 4 puntos por encima del IPC general y en su nivel más bajo desde junio de 2022.

Desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, destacan que España es el primer país de las grandes economías de la zona euro en reducir la inflación por debajo del 2%. Estas cifras demuestran la eficacia de las medidas adoptadas para reducir la inflación en el país, incluyendo la reducción de impuestos y bonificaciones.