Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

El juez archiva el caso de la ambulancia fatal en Santander.

El juez archiva el caso de la ambulancia fatal en Santander.

El juez instructor encargado de la causa por el accidente ocasionado por una ambulancia en enero del año pasado en Santander ha decidido su archivo tras recibir la solicitud de los familiares de la víctima, una señora de 76 años, quienes han sido indemnizados. El magistrado titular del Juzgado de Instrucción número dos de la ciudad llegó a esa conclusión en un auto, al que tuvo acceso Europa Press, y ha suspendido también el juicio previsto para este mes.

El suceso ocurrió alrededor de las 13.45 horas del sábado 15 de enero de 2022 en la Bajada de Polio, donde la ambulancia, que llevaba un traslado programado, se salió de la calzada, arrollando a la fallecida y a su marido de 78 años, quien resultó herido y fue llevado al Hospital Valdecilla. Dos pacientes que iban en el vehículo sanitario también sufrieron heridas. El caso se iba a llevar a juicio como delito leve por un presunto homicidio imprudente, pero finalmente ha sido suspendido después de presentarse los tres denunciantes, quienes manifestaron su renuncia a cualquier acción penal o civil que pudiera corresponderles y solicitaron el archivo del procedimiento.

El juez explica en su resolución que el Código Penal vigente en el momento del accidente establece en su artículo 142.2 que el delito leve de homicidio por imprudencia menos grave solo será perseguido mediante denuncia de la persona afectada o su representante legal. El artículo 130.5 de la misma norma contempla que la responsabilidad penal se extingue por el perdón de la persona ofendida cuando se trate de delitos leves perseguibles a instancias de la misma.

El informe generado después del siniestro concluyó que no hubo problema de frenos de la ambulancia, y Ambuibérica, la compañía encargada del transporte sanitario por carretera en Cantabria, aseguró que el vehículo contaba con toda la documentación al día y las pastillas de freno y los neumáticos habían sido cambiados hacía "un mes". También aseguraron que se circulaba a una velocidad inferior a la permitida en la zona y que el conductor tenía larga experiencia en su trabajo y había estado en la empresa durante un tiempo prolongado. Asimismo, indicaron que el hombre se encontraba en estado de "shock" tras el accidente y no sabía lo que pudo haber sucedido para que la ambulancia perdiera el control.

Tras el suceso, los Bomberos de Santander ayudaron a los efectivos sanitarios en la atención de los atropellados, algunos de los cuales quedaron atrapados debajo del vehículo. En total, tres personas fueron evacuadas al Hospital Valdecilla con diversa consideración de heridas. Finalmente, los bomberos, con ayuda de un camión grúa, pudieron devolver la ambulancia accidentada a la calzada.