• lunes 26 de septiembre del 2022

El juez archiva la demanda de Santander a Ascan por apropiación de maquinaria y contenedores

img

No ve delito y sí "antitético" que el Ayuntamiento designase peritos para apreciar el material antes de la distribución con denunciar a la UTE

SANTANDER, 14 Sep.

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Santander ha archivado la demanda del Ayuntamiento contra Ascan-Geaser por presunta apropiación incorrecta de materiales -automóviles, maquinaria y contenedores- interpuesta a causa de la rescisión del contrato de limpieza viaria y obtenida de basuras de la región a esta Unión Temporal de Empresas, por teóricos incumplimientos del mismo.

"No se ha justificado la presencia de ningún género de apropiación incorrecta, no resultando correctamente justificada la perpetración del delito que dió fundamento a la capacitación de la causa", concluye el magistrado en un coche, al que tuvo ingreso Europa Press, y en el que acuerda el sobreseimiento provisional de exactamente la misma.

Según el juez, "de lo actuado semeja visible que la intención de la entidad UTE 'Protege Santander' (Ascan-Geaser) no era propiamente la de conseguir el poder de la maquinaria y también incorporarse exactamente la misma a su patrimonio", a pesar de que el pliego del contrato -apunta- contemplaba que a su término el Consistorio fuera dueño en única de todos el material cuya amortización haya corrido al cargo del mismo.

En la resolución, dictada el martes 13 de septiembre y que acepta recurso de reforma en el período de tres días o de apelación en los cinco siguientes a la notificación, el magistrado destaca esa cláusula de reversión por el hecho de que "semeja estar condicionada a la anterior amortización por la parte del Ayuntamiento de tales medios materiales".

Pero recuerda sobre esto los pactos del Consistorio adoptados el 11 y 12 de octubre de 2021 por los que se resolvió de manera adelantada el contrato con la UTE y se declaraba la situación de urgencia para adjudicar la prestación del servicio a otra compañía.

Los mismos, añade, determinaban que la reversión se debía generar en fecha 11 de noviembre -coincidiendo con la rescisión del contrato a Ascan-Geaser- y "sin aguardar a que el Ayuntamiento abonara tal coste o aun sin aguardar a que este fuera calculado, siquiera provisionalmente".

Al hilo, apunta que en el momento en que desde su Juzgado se concedió, el 24 de noviembre, la medida cautelar pedida por el Ayuntamiento -a fin de que la Guardia Civil accediera con la Policía Local a la nave de la compañía y también incautase automóviles y máquinas-, la administración local había acordado ahora la celebración de un contrato menor para peritar la maquinaria adscrita al servicio, fechado el 19 de ese mes.

El propósito del mismo era, según se apunta en el coche, "asegurar que los recursos se hallen en el estado de conservación y desempeño conveniente a fin de que el servicio logre seguirse prestando en los términos que acuerde la Administración".

De este modo, y según se desprende de diferentes testimonios recabados en la causa, en el momento en que se realizó eficaz la medida cautelar (25 de noviembre) ahora se se encontraba verificando el estado de la maquinaria a fin de que pudiese revertir al Ayuntamiento en estupendas condiciones.

Así, si bien acepta "oposición" anterior de la UTE a las trabajos de inspección, el juez considera "antitético pactar novedosa designación de peritos para apreciar el estado de la maquinaria como paso antes de su distribución para el buen desempeño del servicio con denunciar a los causantes de la UTE por apropiación incorrecta diciendo que se desean apropiar terminantemente de exactamente la misma", algo que "desmiente" el que los días 24 y 25 las trabajos se ejecutasen "con normalidad".

Resalta además de esto el magistrado que de manifestaciones como la del interventor del Ayuntamiento se desprende que "nuestra UTE se encontraba preparada, aun sin aguardar al resultado del expediente de liquidación, hoy aún en trámite, a dar la maquinaria".

Finalmente, en relación a los contenedores de aseo que asimismo fueron retirados y trasladados de la sede de Ascan, el juez destaca que nuestro interventor admite que fueron dejados por la contrata previo, que Ascan presentó oferta por exactamente los mismos y se los quedó.

Por lo tanto, no estaban damnificados por la cláusula de reversión y, en verdad, el en el último mes del año de 2019 el Consistorio había sancionado a la UTE por no retirarlos y reemplazarlos por otros nuevos.

Con todo, el juez no ve justificada la presencia de "ningún género de apropiación incorrecta" y archiva la causa, mientras que no se pronuncia sobre el alzamiento de la medida cautelar ya que "obviamente el servicio público debe proseguir prestándose por la novedosa concesionaria", sin perjuicio de lo que se valore en el expediente de liquidación del contrato para fijar el coste de amortización pendiente.

Este coche, del Juzgado de Instrucción número 4 de Santander, se aúna a nueve sentencias dictadas en los últimos días por los órganos de lo Contencioso-Administrativo de la región, que han estimado en parte los elementos de la UTE después de las deducciones aplicadas por el Ayuntamiento en las facturas de múltiples meses por los presuntos incumplimientos.

Así, por ahora, el Consistorio va a deber devolver cerca de quinientos mil de euros a Ascán-Geaser, a pesar de que los errores no son firmes -se tienen la posibilidad de recurrir- y están atentos de resolverse otros nueve litigios mucho más por este fundamento.

Más información

El juez archiva la demanda de Santander a Ascan por apropiación de maquinaria y contenedores