• miércoles 28 de septiembre del 2022

El masajista acusado de abusar de una menor afirma que fue "permitido" y ella, que se quedó "denegada"

img

SANTANDER, 19 Jul.

El acusado de abusar en verano de 2020 de una menor a la que debía ofrecer un masaje relajante ha aceptado que al finalizar hubo relaciones entre los dos, pero indicó que fue "sexo permitido" y que "en ningún instante" creyó que estuviese realizando "nada malo".

Sin embargo, la víctima, que entonces tenía 17 años, ha negado tal permiso, puesto que no se encontraba según con lo que ocurría, pero no lo manifestó ni trató de evitarlo por el hecho de que se quedó "denegada: No me salía charlar".

Así lo han expresado los dos este martes en el juicio contra el procesado, natural de Cuba y que se encara a ocho y diez años de prisión que solicitan para él, respectivamente, el fiscal y la acusación especial, ejercida por la madre la joven, que asimismo ha testificado.

Además, en la visión, conmemorada en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, las dos partes han entusiasmado la prórroga de la prisión precautoria en el momento en que están a puntito de cumplirse el máximo legal de un par de años, a eso que se ha contrario la defensa, que se ha reafirmado de la libre absolución de su patrocinado.

(Va a haber ampliación)

Más información

El masajista acusado de abusar de una menor afirma que fue "permitido" y ella, que se quedó "denegada"