• miércoles 28 de septiembre del 2022

El Ministerio confía en "cuadrar" el emprendimiento de Solvay en alguna de sus convocatorias

img

El secretario general de Industria es "ilusionado" de cara al futuro en tanto que los datos son "positivos", si bien el contexto es "dudoso"

TORRELAVEGA, 12 Jul.

El secretario general de Industria de Ministerio, Raúl Blanco, ha manifestado que su departamento trabaja ya hace un año a través de Solvay para intentar cuadrar su emprendimiento de descarbonización en ciertas líneas de ayudas libres, algo que confía en que se conseguirá próximamente.

"No dudo que lo lograremos en los próximos meses", dijo, señalando que hablamos de un emprendimiento "singular" que se está tratando integrar en 2 líneas: la de ayudas para proyectos de innovación y sostenibilidad industrial, donde todavía no tuvo encaje por cuestiones "mucho más bien administrativas"; o el PERTE de descarbonización de la industria electrointensiva, que se aprobará a finales del año vigente con una dotación "altísima".

La iniciativa es que esté la convocatoria abierta en el primer período de tres meses de 2023 y logre ofrecer cabida a proyectos como el de Solvay, según Blanco, que ha añadido que la Secretaría de Estado de Energía asimismo hace un "esfuerzo" para ofrecer contestación al caso de la factoría cantabria.

El responsable del Ministerio de Industria hizo estas declaraciones a lo largo de su intervención este martes en el Foro Besaya Futura, festejado en el Casino de Solvay, donde ha brindado la ponencia llamada 'La Industria, el futuro de Europa', donde ha repasado la situación de hoy del ámbito y las líneas de ayudas libres para él en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Blanco ha señalado que, en un contexto "dudoso" y marcado por los hechos del panorama en todo el mundo, España tiene datos "buenos" y "seguridad", con un desarrollo del PIB de en torno al 4,5%, un récord de afiliados a la Seguridad Social, con 20,3 millones, y una tasa de paro "alta" en comparación con otros países pero "parcialmente efectiva" si se equipara con crisis precedentes.

Por ello, es "ilusionado, pero sensato" de cara al futuro, puesto que pese a estos datos hay "mucha indecisión con lo que sucederá en los próximos meses". Así, piensa que hay que ser "muy reservados" con cualquier previsión que se realice alén de finales del año vigente, pero asimismo publicar un mensaje de "solidez" observando la situación en que está el país, y singularmente la industria, tras una situación "extrema" como fué la pandemia, a la que en este momento se aúnan las secuelas de la guerra en Ucrania.

De hecho, ha señalado que la caída en 2020 fue "durísima" al paralizarse toda la actividad, pero la restauración fué "considerablemente más rápida" de lo pensado.

"Nuestra tarea es ofrecer el máximo de seguridad y movilizar el máximo de proyectos". "En la actualidad ese horizonte está en marcha, está garantizado y deja trabajar a las compañías con horizontes mas allí de un año en sus proyectos", ha defendido el secretario general tras comprobar las líneas que puso en marcha el Gobierno con el propósito de "movilizar al límite la inversión".

En este sentido, y cuestionado por los ayudantes a su ponencia, ha aclarado que el objetivo no es "ofrecer dinero por ofrecer, para subsitir o para tapar orificios", sino más bien para asegurar la competitividad de las compañías en un largo plazo. Además, se desea movilizar "el máximo número de proyectos", tanto de enormes compañías como de pequeñas y medianas empresas.

Así, animó a la industria del Besaya a que presente a las convocatorias todos y cada uno de los proyectos en marcha. "Esto va de proyectos, no de territorios", ha sentenciado, opinando que si se da ese impulso se va a ir "reduciendo la indecisión" y, "más allá de que el ambiente es el que es, en Cantabria nos encontramos seguros de que todo ello será muy positivo".

Al hilo, ha asegurado que el Ejecutivo central está "abierto a ofrecer acompañamiento a todo emprendimiento industrial" que haya en la región del Besaya, que tiene una industria "centenaria", puntualizando que el objetivo no solo es "reflotar alguna compañía", como podría ser Sniace, sino más bien impulsar proyectos.

Para ello, dijo que es esencial que Torrelavega y su ambiente tengan suelo industrial y que haya espacio para desarrollar esas novedosas ideas.

Y fuera del Plan de Recuperación asimismo puso en valor el Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que tuvo "un encontronazo importante" en Cantabria en tanto que ha aportado 50 millones de euros de financiación en conjunto para Global Steel Wire y Forgings

Más información

El Ministerio confía en "cuadrar" el emprendimiento de Solvay en alguna de sus convocatorias