El pacto PP-PRC cambia la reforma fiscal a favor de las rentas más modestas.

El pacto PP-PRC cambia la reforma fiscal a favor de las rentas más modestas.

El acuerdo alcanzado entre el Partido Popular (PP) y el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) para aprobar los Presupuestos Generales de Cantabria (PGC) para 2024 representa una continuidad de los proyectos importantes de la legislatura anterior y también introduce cambios significativos en la reforma fiscal propuesta por el PP. Estos cambios tienen como objetivo beneficiar más a las rentas más bajas en detrimento de las rentas más altas.

Más específicamente, el acuerdo contempla una reducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) "equilibrando" la disminución en diferentes tramos. Se propone una disminución del 0,5 en los tramos de ingresos entre 21.000 y 35.000 euros, así como entre 35.000 y 60.000 euros, a la vez que se incrementa el tipo impositivo para aquellos con ingresos superiores a 90.000 euros.

Además, en lugar de eliminar directamente el Impuesto sobre el Patrimonio, se ha introducido una disposición transitoria para mantenerlo mientras exista el impuesto estatal de Solidaridad de Grandes Fortunas. Esto permitirá que los ciudadanos cántabros con patrimonios superiores a 3 millones de euros paguen este impuesto a nivel regional en lugar de a nivel nacional.

La presidenta de Cantabria, María José Sáenz de Buruaga, ha afirmado que los cambios acordados con el PRC son solo "matizaciones de escaso alcance" a la reforma fiscal propuesta por el PP. Además, ha asegurado que estos acuerdos no condicionan su proyecto político y son coherentes con el mismo.

Tanto el PP como el PRC han llegado a un "acuerdo puntual" para aprobar una ley concreta basada en propuestas que mejoran el presupuesto y son coherentes con los programas de gobierno de ambos partidos. Así lo han manifestado la presidenta y el secretario general del PRC, Miguel Ángel Revilla, durante una rueda de prensa conjunta.

Revilla ha destacado la coherencia del partido desde que facilitaron la investidura de Buruaga y evitaron la necesidad de pactar con otros partidos que podrían traer retrocesos inasumibles a Cantabria, haciendo referencia a la posición política de Vox.

El PRC apoya este presupuesto porque considera que es una continuación del anterior gobierno (PRC-PSOE) y porque incluye partidas para los grandes proyectos de la región, como el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), el polígono de La Pasiega, la unidad de protonterapia en Valdecilla y la finalización del Centro de Arte Rupestre de Puente Viesgo. Además, se destaca que estas cuentas tienen un contenido social importante al dar prioridad a la educación y la sanidad, también benefician a los ayuntamientos con obras y favorecen al medio rural.

El pacto incluye que la derogación de la Ley de Memoria Histórica aprobada en la legislatura anterior se lleve a cabo a través de una ley ordinaria en el Parlamento, en lugar de ser parte de la Ley de Acompañamiento, conocida como la 'Ley de Medidas Fiscales y Administrativas'.

Por otro lado, a petición del PRC, se acordó mantener reuniones con la Federación de Municipios de Cantabria y realizar una comparecencia en comisión monográfica para discutir la reforma de la Ley del Suelo, independientemente de la aprobación presupuestaria.

Además, se espera la creación de un fondo extraordinario de al menos 3 millones de euros para brindar ayuda a las familias y empresas para enfrentar la inflación.

Tags

Categoría

Cantabria