Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

El PP de Santander plantea congelar impuestos en 2024, limitando el aumento solo al IPC de agua y alcantarillado

El PP de Santander plantea congelar impuestos en 2024, limitando el aumento solo al IPC de agua y alcantarillado

El Ayuntamiento de Santander avanza en su plan para que el presupuesto municipal entre en vigor el 1 de enero. El equipo de Gobierno, liderado por el Partido Popular, ha presentado su proyecto de ordenanzas fiscales para 2024, el cual propone mantener congelados todos los impuestos, tasas y precios públicos. Sin embargo, se contempla una actualización del IPC en agua y alcantarillado, que implicará un aumento del 2,3% con respecto al año actual.

En conferencia de prensa, la alcaldesa Gema Igual ha informado que la licencia de apertura será gratuita y que se mantendrán todas las exenciones, gratuidades y bonificaciones existentes. Al no actualizar el IPC en el resto de las tasas, el Ayuntamiento dejará de ingresar 2,3 millones de euros. Adicionalmente, mantener las bonificaciones, exenciones y gratuidades supondrá un ahorro de 8,7 millones de euros para los ciudadanos de Santander, sumando un total de 11,2 millones de euros.

En cuanto a la actualización del IPC en aguas y alcantarillado, la alcaldesa ha explicado que para una familia de dos personas, esto se traducirá en un incremento de 0,25 euros al mes, mientras que para familias de tres a cuatro personas será de 0,27 euros. Para los negocios, un "bar normal" experimentará un aumento de 0,41 euros mensuales y una "cafetería grande" de alrededor de 3,81 euros.

La propuesta de ordenanzas ha sido validada en la Junta de Gobierno local y será entregada a los grupos de la oposición. Se espera que se trate en comisión el viernes 6 de octubre. La alcaldesa ha destacado que el equipo de Gobierno está abierto al diálogo, pero ha enfatizado que se trata del máximo esfuerzo para garantizar la sostenibilidad del Ayuntamiento.

Una vez pasen por comisión, las ordenanzas serán sometidas a aprobación inicial en el Pleno de octubre y posteriormente se abrirá un periodo de 30 días de información pública. El objetivo es que entren en vigor el 1 de enero, al igual que el presupuesto municipal, del cual estas medidas fiscales son la primera etapa.

Igual ha explicado que a pesar de que el Ayuntamiento dejará de ingresar 11,2 millones de euros, esto no implica renunciar a nada, sino optimizar los recursos disponibles. Entre estos recursos se encuentran los remanentes de tesorería, que ascienden a 14 millones de euros, los fondos europeos y las alianzas que se establecen con otras administraciones para proyectos como el Centro de Acogida Princesa Letizia, el centro de menores, la integración ferroviaria o el Centro Asociado Reina Sofía.

La alcaldesa resalta que la clave del éxito es la gestión del Ayuntamiento y asegura que no se sacrificará ningún programa. Además, destaca que el Ayuntamiento cuenta con un nivel de endeudamiento bajo y puede recurrir a préstamos bancarios, ya que su deuda por ingresos corrientes es del 25,8%. El equipo de Gobierno también tiene previsto continuar reduciendo la deuda en 2024.

La alcaldesa menciona que, tras la pandemia, el Consistorio ha ampliado su oferta de programas, servicios e infraestructuras, pero sin poner esa carga económica sobre los ciudadanos. A pesar de ver disminuidos sus ingresos debido a la plusvalía o el IBI, Igual denuncia que no han recibido ayuda del Gobierno central y ahora espera un mayor apoyo por parte del nuevo Ejecutivo cántabro.

También destaca que los impuestos en Santander se mantienen congelados desde 2015, a excepción de las actualizaciones del IPC obligatorias en aguas y alcantarillado. Remarca que el Ayuntamiento cuenta con los impuestos más bajos que permite la legislación, como el IBI, y ofrece servicios a precios más económicos, como el transporte público o el estacionamiento regulado. Además, hay servicios gratuitos, como la teleasistencia o el autobús para diversos colectivos, y otros que cuentan con bonificaciones.

La alcaldesa hace hincapié en que, a pesar de haber disminuido la deuda, el Ayuntamiento no ha dejado de invertir en la regeneración de la economía. Subraya que se hace un gran esfuerzo para proteger a los ciudadanos y mejorar su calidad de vida.