• martes 7 de febrero del 2023

El presupuesto para Sanidad sube a 1.087 millones y destina un 20% a Atención Primaria

img

La dotación para el servicio del transporte sanitario medra de 12 a 20 millones y se estima que la licitación esté en marcha en el mes de diciembre

SANTANDER, 2 Nov.

Cantabria destinará en 2023 un presupuesto de 1.087 millones de euros a la sanidad, el mucho más prominente de la historia y que dedica la mayor subida al refuerzo de la Atención Primaria, un área que se transporta cerca de un 20% de la dotación total, unos 195 millones de euros, que suponen un aumento del 12,5% respecto a este año.

De esos 1.087 millones del total -en frente de los 1.028 del presupuesto 2022-, 28,9 millones son para la Consejería de Sanidad y 1.058 millones para el Servicio Cántabro de Salud (SCS), que paralelamente dedica cerca del 50% al personal, en suma 505,2 millones. Esto piensa una subida del 5,5%, pertinente al aumento salarial de los usados, al refuerzo de plazas en Atención Primaria y a la estabilización de las plantillas.

Así lo ha detallado este miércoles el asesor de Sanidad, Raúl Pesquera, que ha anunciado en rueda de prensa unas cuentas para el año próximo que, como indicó, tienen como enormes objetivos impulsar la Atención Primaria, organizar de manera eficiente los elementos humanos y normalizar de plazas, impulsar la salud psicológica, apostar por políticas de sostenibilidad energética y también invertir en alta tecnología a través del Plan INVEAT y la unidad de protonterapia para Valdecilla.

Además, recopila proyectos para la ampliación de los centros de salud de Polanco y de Suances, la construcción del de Castro Urdiales y el de Piélagos Norte o el consultorio de Comillas, que tiene una partida que suma 750.000 euros para los proyectos y las proyectos. También están previstas actuaciones de optimización y modernización y de cuidado en mucho más centros de salud, con lo que la dotación dotal de estas partidas sube a los 4,5 millones.

Entre los enormes proyectos, Pesquera ha señalado el de la protonterapia, que tiene una consginación de 765.000 euros para la dirección facutativa y supervisión de obra, o la etapa 2 de la ampliación del Hospital de Laredo, dotada con 2,7 millones.

Por otro lado, para el promuevo de la investigación se incrementan las transacciones al Instituto de Investigación Marqués de Valdecilla (IDIVAL, dotado con mucho más de 2 millones) y la Fundación Marqués de Valdecilla, el emprendimiento Cohorte Cantabria (50.000 euros), el Observatorio de Salud Pública (200.000 euros) y por vez primera se introduce una partida de 250.000 para el Hospital Virtual Valdecilla para financiar la obra de ampliación de su sede.

Entre la Consejería y el SCS, una sección esencial de las cuentas se destina al pago de nóminas, 519 millones de euros. Sin embargo, en el presupuesto de la Consejería -que medra un 7,5% hasta los 28,9 millones, un par de millones mucho más que este año-, suben todos y cada uno de los episodios salvo el I, pertinente a costos de personal, por el hecho de que por el momento no se dota la mayoría de plazas de rastreadores, que supusieron un incremento notable en 2020 y 2021 por la incorporación continua de estos expertos frente a la situación de la pandemia, explicó el asesor.

En este capítulo I se mantuvo la dotación de 700.00 para realizar en frente de las ediciones de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que va a acometer la Consejería, que ha adelantado en precedentes oportunidades su intención de llevar a cabo fijos a 141 nuevos médicos de familia, 67 por medio de la convocatoria del desarrollo de estabilización y 74 con plazas de novedosa creación.

Por departamentos, la Dirección General de Salud Pública medra un 14,5%, hasta sobrepasar los 16 millones -2 mucho más que en 2022-, en un presupuesto marcado por objetivos como proseguir dando contestación al Covid con el refuerzo de los programas de supervisión o impedir las patologías a través de la vacunación. De hecho, hay un incremento del gasto en vacunas de 5,8 a 7,7 millones, con noticias como la vacunación contra el papiloma humano a los jovenes hombres o la introducción la vacuna para el herpes zóster a mucho más población.

Asimismo, hay subvenciones por quinientos mil de euros para financiar programas de reducción del daño en salud pública a diferentes entidades.

En la Dirección de Ordenación Sanitaria, Farmacia y también Inspección el presupuesto sube un 12,7% hasta los 5,6 millones. De él van partidas como la citada del IDIVAL para el promuevo de la investigación o las ayudas al Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) y al Programa CUIDANDO-TE, de los institutos de Médicos y de Enfermería, dotadas con 20.000 y 15.000 euros, respectivamente.

Además, se vuelven a asignar 17.000 euros para el software del Colegio de Farmacéuticos a través de el que se desarrollan sistemas customizados de dosificación de fármacos a individuos de ayuntamientos bajo riesgo de despoblamiento.

Por último, la Dirección General de Transformación Digital y Relaciones con los Usuarios va a tener 1,8 millones, un 15% mucho más, con el primordial propósito de proseguir con el avance de un plan de transformación digital del SCS.

Para ello, en colaboración con asociaciones de pacientes va a promover la participación de sus solicitudes y recomendaciones en temas de atención sanitaria, destinándose cien.000 euros (un 40% mucho más que este año) para ayudas a programas de estos colectivos. También sigue la partida de 60.000 para la continuidad de la Escuela de Pacientes de la Escuela Cántabra de Salud.

Al margen de la Consejería, el "otro enorme pilar presupuestario" es el SCS, cuya dotación medra un 5,8% hasta los 1.058 millones, en frente de los 1.000 de este 2022.

Es aquí donde se refleja "el claro deber del sistema sanitario público con el nivel asistencial" de la Atención Primaria, cuyo presupuesto medra un 12,5%, ha remarcado Pesquera.

Además de las partidas ahora citadas para la protonterapia y para proyectos en múltiples centros de salud, el SCS incluye distintas actuaciones de eficacia energética, como la instalación de placas fotovoltaicas en 20 centros de salud y en el Hospital de Sierrallana o reformas para realizar las edificaciones mucho más sostenibles en el Plan PIREP (4,5 millones).

También se prevé la climatización de Sierrallana, para la que se han consignado 695.000 euros este 2023, si bien va a ser un emprendimiento plurianual que contempla 3,1 millones en el presupuesto de 2024 y 1,1 millones en el de 2025.

Por otro lado, resaltan los 9,2 millones del Plan INVEAT, que supone la instalación de 19 equipos de alta tecnología en los centros de salud cantabrios.

Y "otra de las preferencias" del SCS va a ser la salud psicológica, con lo que hay 375.000 euros para hacer una unidad en Sierrallana, remarcar los elementos humanos en centros de salud psicológica infantojuvenil, activar camas de nosología grave en Pediatría de Valdecilla y también impulsar novedosas contrataciones.

Las cuentas asimismo contemplan un incremento de la dotación para el transporte sanitario, que pasa de 12 a 20 millones de euros, esperando de que el Gobierno ratifique si internaliza este sistema, en tanto que según una investigación de costos que efectuó la Consejería saldría mucho más económico si se hace.

Actualmente, la prestación está a cargo de Ambuibérica con el contrato en su primer año de prórroga, con lo que se trabaja en elaborar los pliegos para un nuevo contrato y al unísono en encender la entidad que se encargue del servicio en el momento en que se internalice.

Lo que se quiere con estos trámites es "ofrecer certeza a los trabajadores", según Pesquera, que espera que la licitación esté en marcha para "la primera semana de diciembre".

La prestación del servicio costaba unos 12 millones de euros en el último contrato, pero según el estudio efectuado la licitación en este momento a una compañía para la administración externa ascendería a 22 millones, al tiempo que si se internaliza el coste se reduciría a unos 18,8.

Más información

El presupuesto para Sanidad sube a 1.087 millones y destina un 20% a Atención Primaria