Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

El PSOE alerta sobre el inminente cierre de la Oficina de la Mujer en Liébana y Peñarrubia

El PSOE alerta sobre el inminente cierre de la Oficina de la Mujer en Liébana y Peñarrubia

El PSOE de Cantabria ha denunciado el "cierre inminente" y el "desmantelamiento" de la Oficina de la Mujer de la Mancomunidad de Liébana y Peñarrubia, el próximo 31 de diciembre. Según los socialistas, esta decisión ha sido tomada por el PP, partido que gobierna en los cuatro municipios afectados: Potes, Cabezón de Liébana, Cillorigo de Liébana y Tresviso.

El secretario general del PSOE y portavoz parlamentario, Pablo Zuloaga, ha comunicado esta información a través de un comunicado en el que critica la falta de explicaciones y acusa al PP de ir en contra de los derechos de las mujeres, llevando a Cantabria hacia el pasado.

Zuloaga ha afirmado que no permitirán que el PP dé pasos atrás en la prevención de la violencia de género y que solicitarán explicaciones tanto al Gobierno regional como a los ayuntamientos de la mancomunidad. Además, señala que el cierre de la oficina implica un costo de 1.500 euros y se basa en interés político.

El portavoz socialista también destaca la importancia de la oficina para la mancomunidad, ya que ofrece actividades, ayuda y asesoramiento a mujeres en una zona rural. Propone que su financiación continúe a través de subvenciones y el compromiso de los municipios.

Julio Cires, secretario general del PSOE Cabezón de Liébana y portavoz municipal, ha calificado esta noticia como catastrófica para los ayuntamientos afectados. Critica que aquellos que decidieron no participar en la subvención de la Oficina de la Mujer sean los que justifiquen su cierre.

Cires también denuncia que las trabajadoras de la oficina, que tenían contratos de dos años, ahora se quedan sin trabajo por decisión política. Destaca la importancia de la oficina en una zona donde las ayudas no están fácilmente disponibles y considera que el apoyo a la igualdad en entornos rurales debería ser una prioridad para los responsables políticos.