• domingo 2 de abril del 2023

El segundo día de huelga en Aspla empieza con tensión y sin carices de solución

img

Los usados de áreas de trabajo han intentado entrar a sus puestos pero los trabajadores concentrados a las puertas de la factoría se lo han impedido

TORRELAVEGA, 30 Ene.

La plantilla de Aspla ha iniciado este lunes su segundo día de paro con un ámbito que se ha enturbiado a la primera hora de la mañana a la llegada del personal de áreas de trabajo, que intentó de entrar a su cargos laborales pero se encontró con el bloqueo de los trabajadores en huelga.

Ha sido sobre las 8.00 de la mañana, en el momento en que la plantilla concentrada a las puertas de la planta de Torrelavega intentó de seducir a los oficinistas de que les apoyaran en su queja, que tiene como propósito desbloquear la negociación del convenio, pero éstos han insistido en ingresar, con lo que se ha alto la tensión y tuvieron que intervenir los policías que estaban en sus furgones al lado de la portilla.

El encontronazo se ha saldado con "unos empujones" y poco después se volvió a la tranquilidad "sin más ni más relevancia", ha contado a Europa Press el presidente del comité, Álvaro Fernández, quien ha señalado que todo ha pasado "aproximadamente habitual" desde el momento en que se iniciara la huelga ayer a las 14.00 horas.

Los usados llevan desde ese momento concentrados en todos y cada uno de los accesos a las plantas de Aspla en Torrelavega y Reocín, realizando guarda a lo largo de sus turnos de trabajo al lado de unas pequeñas carpas de las que han colgado un pancarta con el lema 'Por un convenio digno y por la optimización de las condiciones laborales'.

Desde ellas han velado por que no accediese absolutamente nadie a la factoría, que tiene parada completamente su producción, y solo han tolerado ingresar a los trabajadores asignados para prestar los servicios mínimos.

Estos "son muy básicos" y consisten en un solicitado, un bombero y un profesional al cargo de la electricidad que han de estar en su puesto por si acaso ocurriera algún hecho, tal como usados de áreas de trabajo, elementos humanos y administración para encargarse de las nóminas. Hasta el instante tampoco llegó ningún camión intentando de llevar o sacar mercancía de la factoría.

Por en este momento no se ha producido ningún acercamiento entre el comité de compañía y la dirección ni tampoco se ha convocado ninguna novedosa asamblea para seguir en la negociación de un convenio que satisfaga a las dos partes y ponga fin a la huelga indefinida.

"Proseguimos como nos encontramos", ha resumido el gerente de los trabajadores, que, lejos de rendirse, están "mucho más persuadidos" de su pelea por prosperar las condiciones laborales tras ver "el respaldo" que tiene la huelga por la parte de la plantilla, hasta la actualidad con un rastreo "del cien%".

Así, están esperando de que la dirección les convoque para continuar negociando y les realice una exclusiva iniciativa, ya que "las posiciones están visibles" cerca de puntos de enfrentamiento como el salario o la duración del convenio, que para los trabajadores ha de ser de tres años y para la compañía de 4.

En materia salarial, el comité protege que en los tres años de vigencia del convenio éste contemple aumentos del 3,3%, 3,4% y 3,5%, respectivamente; aparte de una cláusula de revisión del IPC real para el primer año, IPC real mucho más 0,2 puntos para el segundo y también IPC real mucho más 0,4 puntos para el tercero. También pide el pago de un agregado por domingo trabajado que en el final de los tres años suponga el cien% de un festivo y fijar el valor del agregado a la noche en 22 euros.

Frente a esto, la compañía proporciona una vigencia del convenio de 4 años, con aumentos salariales que dismuyen al 3,3%, 2,5%, 2,2% y 2%, respectivamente. Para la revisión salarial ofrece 2 fórmulas pero, según el comité, "en ninguno de las situaciones llega al IPC real".

Más información

El segundo día de huelga en Aspla empieza con tensión y sin carices de solución