• domingo 25 de septiembre del 2022

El TSJC emplaza al Gobierno a que motive las autorizaciones para la caza de lobos

img

ASCEL solicita la suspensión de las resoluciones del día 9 y el tribunal no va a decidir hasta saber las causas de la administración

SANTANDER, 20 Sep.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha emplazado a la Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno regional a que dé cuenta de la motivación que respalda las autorizaciones para la caza de lobos acordadas el pasado 9 de septiembre, específicamente de tres ejemplares.

En un coche dictado este martes, el tribunal da a la administración autonómica un período que concluye este miércoles, a ámbas de la tarde, a fin de que presente sus causas, tal es así que los jueces logren "investigar la urgencia de la extracción" de cánidos.

La Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL) presentó un recurso contencioso-administrativo contra las autorizaciones dictadas por el Ejecutivo autonómico el pasado 9 de septiembre y contra las resoluciones del día 14 que desestimaban los elementos de alzada de la asociación.

Agotada la vía administrativa, en este momento ASCEL asiste a los tribunales para impugnar las resoluciones del Gobierno y para pedir la adopción de una medida cautelarísima o cautelar urgente, consistente en la suspensión de las autorizaciones sin que la administración requerida sea escuchada.

Pero el tribunal razona en su coche que la suspensión de las resoluciones 'inaudita parte' es "una salvedad que necesita de una particular urgencia o necesidad imperiosa de elegir inmediatamente el enfrentamiento".

En esta situación, prosigue la Sala, "funciona con la oportunidad y necesidad de oír a la administración, a los efectos de saber la motivación que sosten la resolución" y "investigar la urgencia de la extracción" de ejemplares de lobo.

Por lo tanto, el tribunal decidió oír a la administración antes de solucionar sobre el hecho cautelar, o sea, sobre si las autorizaciones quedan o no en suspenso mientras se soluciona el trámite primordial.

Y es que la Sala resolverá en este momento las medidas cautelares, pero deberá gestionar todo el recurso antes de entender el fondo del tema y pronunciarse sobre la legalidad o no de las resoluciones impugnadas.

Por otro lado, la Sala ha festejado esta mañana la comparecencia a la que estaban convocadas la administración y ASCEL para alegar sobre la denegación de la medida cautelar pedida por la asociación conservacionista en el recurso que presentó contra las resoluciones del mes de junio en las que se abría la puerta a la caza de lobos.

ASCEL aducía, para soliciar por segunda vez la suspensión de exactamente las mismas, que las situaciones habían cambiado respecto de la situación que existe en el mes de julio, en el momento en que la salón rechazó la medida, gracias a la publicación de las autorizaciones del 9 de septiembre para la caza del lobo.

El pasado viernes la Sala rechazó la medida cautelarísima manifestando que "tomar la medida cautelar pedida por la actora supone dejar provisionalmente sin eficiencia alguna la resolución del 9 de septiembre, lo que es semejante a suspender cautelarmente la ejecutividad de exactamente la misma".

Este martes, tras percibir las alegaciones de las dos partes, se ratifica en su resolución y esgrime "la imposibilidad de suspender, en este trámite, la efectividad de las resoluciones de 9 de septiembre".

Así las cosas, queda rechazada la medida cautelar que solicitaba suspender las resoluciones del ya transcurrido mes de junio, más allá de que la Sala deberá ingresar en el fondo del tema y resolver si esas resoluciones se ajustan o no a derecho.

Por otro lado, y en otro trámite distinto, la Sala espera a oír a la administración requerida para elegir si suspende o no las autorizaciones del 9 de septiembre.

Más información

El TSJC emplaza al Gobierno a que motive las autorizaciones para la caza de lobos