• miércoles 28 de septiembre del 2022

El TSJC impugna el informe policial del 'cráneo de Castro' como pericial pero lo acepta como reportaje

img

Comprende que el análisis y opinión del archivo por el tribunal del jurado no viola ningún derecho primordial de la investigada

SANTANDER, 22 Jul.

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha acordado impugnar del informe policial de la Guardia Civil que estudió la situacion del 'cráneo de Castro Urdiales' pero como prueba pericial en el juicio, si bien lo acepta como reportaje.

Así lo soluciona la Sala de lo Civil y Penal del TSJC en un coche, al que tuvo ingreso Europa Press, en el que cree en parte el recurso de la defensa de Carmen Merino --acusada de decapitar a su pareja, Jesús María Baranda, hace prácticamente tres años-- contra una resolución anterior del magistrado presidente de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, que encabezará asimismo el tribunal del jurado que enjuciará los hechos, de manera previsible este otoño.

El coche del TSJC, del que es ponente su presidente, José Luis López del Moral, acepta el archivo en cuestión -llamado 'Informe técnico policial sobre estudio de rastros y conclusiones'-, que recopila datos compendiados a lo largo de las pesquisas, los sintetiza y ordena, introduciendo asimismo las conclusiones a las que llegaron los agentes de la Benemérita que lo realizaron.

Pero lo acepta como prueba reportaje, al comprender que no viola ningún derecho primordial de la investigada, que se encara a 25 años de prisión y prisión persistente revisable que solicitan, respectivamente, Fiscalía y acusación especial -ejercida por la familia de la víctima- por un delito de asesinato.

Así, los jurados van a poder poder ingresar al informe y valorarlo a lo largo de la celebración de la visión, que podría señalarse para el mes próximo de noviembre, según pudo entender esta agencia. Es decir, mucho más de tres años tras la aparición, en el mes de septiembre de 2020, de una cabeza humana -pertinente a Baranda- en una caja que la sospechosa -en prisión desde ese momento- había entregado meses atrás a una amiga a fin de que se la guardara.

Sin embargo, el prominente tribunal cantabrio escoge la nulidad del informe como prueba pericial, con lo que los guardas civiles que lo hicieron no van a poder comparecer como peritos en el plenario para ratificarlo y responder a las cuestiones de las partes.

Es la primordial resolución acordada por la Sala de lo Penal del TSJ cantabrio tras la visión conmemorada este pasado martes para deliberar sobre esta y otras cuestiones, planteadas en el recurso de los abogados de la procesada -de un despacho de Madrid, tras la renuncia de su primer letrado- al coche dictado en el mes de junio por el juez presidente del jurado, y que se anula en parte.

"Es un informe técnico policial sobre estudio de rastros y conclusiones elaborado por agentes de la Guardia Civil encargados de la investigación. Pero no posee por finalidad proveer al tribunal entendimientos especialistas, científicos, artísticos o prácticos proclives a fijar una situación no constatable de forma directa por el órgano de enjuiciamiento", apunta el TSJC.

A juicio de la Sala de lo Penal, el archivo "no contribuye elementos interpretativos sobre los datos objetivos que no logren ser adecuadamente interpretados por el tribunal sin tener dicho informe. Y esta cuenta es aplicable a jueces profesionales y a jueces legos", remacha.

El informe incluye, por servirnos de un ejemplo, datos relacionados con la conexión de un terminal a repetidores de telefonía, la localización geográfica de exactamente los mismos, la titularidad del móvil inteligente o de la tarjeta SIM, compras de artículos usando un medio electrónico de pago o información de ciertas buscas por medio de Internet.

Así, "da al tribunal una información técnica de la que carece y que le resulta de herramienta para evaluar un hecho preciso", pero no contribuye de cara al juicio "ninguna información de la que no se dispusiese antes de su elaboración: lo que hace es ordenarla y sistematizarla para su mejor opinión, agregando las conclusiones a las que llegan los estudiosos".

"Tal modo de seguir por la parte de la Guardia Civil es completamente legítimo ya que nada impide que se trasladen al órgano de enjuiciamiento las consideraciones de tal cuerpo policial sobre la investigación efectuada pero estas votaciones y conclusiones no aportan ninguna información técnica o científica al tribunal".

Finalmente, del resto de fundamentos por los que recurrió la defensa --la prueba de ADN a pelos hallados en la región malar del cráneo que no presentaban similitudes morfológicas con los de la acusada; el reconocimiento judicial por la parte del jurado del piso de la calle Padre Basabe donde vivía la pareja y en el que en teoría sucedieron los hechos, o la prueba califráfica al crucigrama de el papel de periódico que envolvía los restos óseos, asimismo pedida por la familia- el TSJC repudia la impugnación del fiscal y remite la declaración de procedencia o improcedencia de su práctica al coche de hechos justiciables, el próximo paso en esta causa.

Más información

El TSJC impugna el informe policial del 'cráneo de Castro' como pericial pero lo acepta como reportaje