Crónica Cantabria.

Crónica Cantabria.

Empresarios santanderinos infringen normas al permitir consumo externo y generar ruido excesivo

Empresarios santanderinos infringen normas al permitir consumo externo y generar ruido excesivo

La Policía Local de Santander ha presentado cinco nuevas denuncias por problemas de ruido en la ciudad. Estas denuncias incluyen casos de ruido en viviendas, ruido en la calle durante la madrugada y obras en un día festivo.

En primer lugar, la policía ha denunciado a cuatro propietarios de negocios de hostelería en Santander. Tres de ellos fueron denunciados por permitir que sus clientes consumieran alcohol fuera de las áreas designadas para ello en las terrazas, lo cual generaba molestias para los vecinos. Además, uno de estos propietarios había instalado elementos de terraza sin contar con las autorizaciones correspondientes.

El cuarto empresario fue denunciado el martes a las 00:15 en la calle Montejurra por incumplir su licencia, específicamente por reproducir música a un volumen elevado y sin permisos adecuados.

Las otras denuncias se llevaron a cabo a altas horas de la madrugada. A las 01:15 del miércoles, se realizaron identificaciones en la calle Pasadizo Zorrilla y posteriormente en la misma vía cinco minutos después. A la 01:30, se realizaron más identificaciones en la calle Bonifaz, según informa la Policía Local.

Por otro lado, en las últimas horas, se presentaron un total de cinco denuncias por problemas de ruido. Estas denuncias incluyen casos de ruido en viviendas, por obras y en la calle durante la madrugada.

En cuanto a los casos de ruido en viviendas, se presentaron tres denuncias en domicilios diferentes. El martes a las 5:40, se denunció un caso en la calle La Universidad. El miércoles a las 2:50, se denunció otro caso en la calle Rubio. Y este jueves a las 2:25, se denunció un caso en la calle La Roca, en donde se estaba celebrando una fiesta generando molestias a los vecinos debido a la música y ruidos elevados.

Además, el miércoles a las 4:45 en la calle Floranes, se denunció a dos mujeres, de 23 y 25 años, por causar molestias a los vecinos con gritos y desórdenes en la vía pública.

Ese mismo día, a las 11:30 y en respuesta a las quejas de varios vecinos, la policía denunció al responsable de unas obras que se estaban llevando a cabo en una vivienda de la calle Leopoldo Pardo. Estas obras se estaban realizando en un día festivo, el día de la Constitución, y se consideraron molestas debido a los ruidos y vibraciones que generaban.