• sábado 01 de octubre del 2022

Especialista piensa que la IA (inteligencia artificial) va a ayudar a "objetivar la subjetividad" en "unos diez años"

img

SANTANDER, 18 Jul.

El catedrático de Psicobiología de la Universidad Complutense de Madrid y secretario de la 'Escuela de Psiquiatría y Ciencias de la conducta Carlos Castilla del Pino', Manuel Martín-Loeches, piensa que los adelantos en la IA (inteligencia artificial) podrían "en unos diez años" enseñar "enormes cosas" en el estudio de la objetivación de la subjetividad.

Así lo aseguró este especialista a lo largo de la presentación del curso que que va a tener rincón en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y que dirige el instructor titular de Psiquiatría (en excedencia) en la Universidad de Córdoba y secretario de la Fundación Castilla del Pino, José María Valls, que se titula 'La subjetividad como inconveniente científico y popular en el Siglo XXI: De la identidad a la colectividad'.

En su intervención, Martín-Loeches ha señalado la relevancia popular, legal, económica, filosófica y neurocientífica de esta temática y aseguró que la sociedad aún está "lejísimos" de poder objetivar la subjetividad, pero ha asegurado que "cualquier día se va a poder".

En preciso, hizo hincapié en que hoy en dia, si bien con procesos muy elementales, "ahora hay caminos" y es viable "entender de alguna forma que tiene un individuo en su cabeza" observando la actividad cerebral a través de electrodos, si bien ha reconocido que es una investigación "muy con limite".

Sin embargo, ha subrayado el papel de la Inteligencia Artificial (IA) en la evolución en este campo de investigación, puesto que a pesar de que las técnicas de estudio del cerebro en los últimos años "no han adelantado bastante", aplicando la IA a la actividad activa, magnetoencefalográfica y electroencefalográfica, si se podría sacar información "en el sentido de que tiene un individuo dentro". "Y ahí si tengo fe en que vamos a poder objetivar aquello que de entrada es subjetivo", dijo.

Martín-Loeches piensa que cerca de los próximos diez años "se van a poder ver enormes cosas" y va a haber varios cambios. "No bastante antes, ni bastante después", ha asegurado, por el hecho de que "va todo muy rápidamente" y las redes neurales de la IA "aprenden como un cerebro, mucho más veloz y con mucho más proporción de datos" que el hombre.

Por su parte, Valls se mostró algo mucho más cauteloso con en comparación con futuro, si bien asimismo espera que resulte posible localizar "el procedimiento que logre emprender esas cuestiones" y asimismo ha señalado la asistencia que podría sospechar en la investigación de nosologías cerebrales. "Desde mi criterio, el inconveniente es primero filosófico, y después técnico", ha añadido.

Valls explicó que la subjetividad, entendida como la "experiencia íntima de lo que le sucede a cada uno de ellos" o "la diferencia entre sentir el color colorado y lo que se siente y vive con ese color colorado", es "inasequible" ahora mismo a través de la investigación científico-natural, y es un punto de "desconocimiento por la parte de todos".

"La metodología que se utiliza para advertir como alcanza a ser interpretada una cierta longitud de onda como color colorado está llevada a cabo; qué representa para cada uno de ellos, no lo está", enfatizó Valls, quien ha señalado la oportunidad de contar en este curso con expertos de Filosofía, Economía, Derecho, Psiquiatría o Neurociencia, lo que les dejará poner cada día las "faltas" de cada ámbito y debatir el futuro de esta investigación.

En el curso, enmarcado en los tutoriales de verano de la UIMP, que se hacen en el Palacio de la Magdalena, múltiples especialistas examinarán y discutirán durante esta semana sobre la investigación de la conducta, la subjetividad de la gente y la oportunidad de llegar a objetivarla más adelante.

Más información

Especialista piensa que la IA (inteligencia artificial) va a ayudar a "objetivar la subjetividad" en "unos diez años"